“Ascensor para el cadalso”, de Louis Malle, en Cinéfilo Bar (29/04 – 21 Hs.)‏

Este miércoles 29 de abril, en Bv. San Juan 1020 (Cinéfilo Bar), tendrá lugar la proyección de “Ascensor para el cadalso”, de Louis Malle (“Atlantic City”, “Adiós a los niños”, “Vania en la calle 42”, entre otros títulos también de su autoría), película de 1957 que cuenta con una gran actuación de la estupenda Jeanne Moreau.

La historia de “Ascensor para el cadalso” puede resumirse en la tentativa (fallida) de cometer el crimen perfecto. Así, el amor a hurtadillas de Julien Tavernier y Florence Carala trastabilla ante una sucesión de fracasos en la intención liberadora que los dos amantes pretendían con la consumación de ese crimen.

Con una música hasta entonces única en este tipo de películas, el jazz de Miles Davis, como combinación entre renovación y tradicionalismo, “Ascensor para el cadalso” remite a una magnética e inmortal Jeanne Moreau, que divaga por París buscando a su amor perdido, y a rostros tan asociados al policial francés como Lino Ventura y Maurice Ronet, aspectos todos que instauran inevitablemente el culto a esta valiosa e inolvidable realización cinematográfica.

La función comenzará a las 21 horas, y en primer término se proyectará “La ciudad de los hombres lactantes” (2001, 13 min.), cortometraje de María Eugenia Blanco, programado dentro de la “Semana del Cineclubismo”. Los esperamos.-

Ascensor para el cadalso

ascensorparaelcadalsoTítulo original: Ascenseur pour l´Echafaud

País: Francia

Género: Thriller / Cine Negro / Drama

Director: Louis Malle

Guión: Louise Malle y Roger Nimier (Novela: Noël Calef)

Fotografía: Henri Decae (ByN)

Año: 1957

Duración: 92 min.

Actores: Jeanne Moreau, Maurice Ronet, Georges Poujouly, Lino Ventura, Yori Bertin, Ivan Petrovich y Elga Andersen.

Sinopsis:

Julien Tavernier, veterano de la guerra de Indochina, trabaja para el industrial Simon Carala, y es el amante de su esposa, Florence. Para poder vivir juntos, los amantes deciden matar al marido, haciendo que parezca un suicidio, pero surge un imprevisto que lo complica todo. Louis Malle, tras colaborar con Bresson en “Un condenado a muerte se ha escapado”, y con Jacques Cousteau en “El mundo del silencio” (ganadora de la Palma de Oro en Cannes), debuta en la dirección en solitario con este policial basado en la novela de Noël Calef.

Jeanne Moreau en "Ascensor para el cadalso"

Jeanne Moreau en "Ascensor para el cadalso"

Comentario:

Dos años antes de la explosión de la Nouvelle Vague, Louis Malle entrega con “Ascensor para el cadalso”, su primer largo de ficción, una película que expresa una suerte de transición entre el clásico cine industrial francés, que por entonces languidecía, y la renovación cinematográfica que iban a representar títulos emblemáticos como “Los cuatrocientos golpes” y “Sin aliento”.

La acción  tiene lugar en París. Narra la historia del asesinato de Simón Carala (Jean Wall) realizado por Julien Tavernier (Maurice Ronet) con la complicidad de su amante Florence (Jeanne Moreau), esposa de la víctima. Las cosas no saldrán como los amantes las habían planeado, de tal modo que, en primer lugar, Julien terminará viviendo una situación opresiva y angustiosa, y, casi inmediatamente, Florence, por su lado, deberá padecer una larga noche de desorientación y amargura.

El autor muestra un París frío (edificio impersonal de oficinas), desolado (Campos Elíseos de noche) y saturado de coches (visión desde el despacho de Julien). El acento de la obra se centra en el comportamiento íntimo de los personajes ante la aparición de acontecimientos adversos. Sobresalen la escena del interrogatorio de Julien por la policía y la secuencia final.

La música es de Miles Davis, que improvisó el solo de trompeta. Lo acompaña un conjunto de saxo, piano, contrabajo y batería. Jazz y blues combinan muy bien con el clima de suspenso de la obra. La fotografía, sin alardes, busca encuadres de vértigo, oblicuos y en picado, elementos visuales que enriquecen la narración. La interpretación de Moreau es soberbia y la de Ronet, excelente.

Película de un joven autor (Malle tenía 25 años), narrada con sobriedad y fluidez. Obra equilibrada, coherente, emocionante y convincente, puede decirse de “Ascensor para el cadalso” que es un auténtico clásico.-

Anuncios
Explore posts in the same categories: Ciclo actual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: