“The visitor”, de Tom McCarthy, en Cinéfilo Bar (Miércoles 27/05 – 21 Hs.)

El día 27/05 tendrá lugar la proyección de “The visitor” (2007), última entrega de la selección de películas de “Cine ‘indie’ de los últimos años” en que se ha basado nuestra actividad cineclubística durante los miércoles de mayo en Cinéfilo Bar. “The visitor”, dirigida por Tom McCarthy y protagonizada por un inmejorable Richard Jenkins, nos ofrece un relato intimista con trasfondo social, enfatizando lo personal sin dejar de plantear dramáticamente la problemática de la inmigración y la deportación en y desde los EE.UU. Estamos ante una película independiente, de personajes y situaciones, de relaciones humanas, cuyo preciso guión posee una notable hondura antropológica y social, y con una puesta en escena sobria, que respira sensibilidad, interpretaciones auténticas y sinceras, y una exquisita música de piano para reflejar sutilmente mundos agonizantes que reclaman, a quienes pretenden salirse de ellos, sentido de la libertad y revitalizada ilusión para encarar nuevos desafíos.

La función se realizará, como siempre, en el horario de las 21 horas, en Bv. San Juan 1020. Los esperamos.

THE VISITOR

The visitor

Dirección y guión: Tom McCarthy

País: EE.UU.

Año: 2007

Duración: 103 min.

Género: Drama

Música: Jan A.P. Kaczmarek

Fotografía: Oliver Bokelberg

Montaje: Tom McArdle

Diseño de producción: John Paino

Vestuario: Melissa Toth

Intérpretes: Richard Jenkins (Walter Vale), Hiam Abbass (Mouna Khalil), Haaz Sleiman (Tarek Khalil), Danai Gurira (Zainab), Maggie Moore (Karen), Richard Kind (Jacob), Amir Arison (Sr. Shah), Marian Seldes (Barbara), Michael Cumpsty (Charles).

Richard Jenkins en "The visitor".

Richard Jenkins en "The visitor".

Sinopsis:

¿Qué diablos hace un hombre de cincuenta y tantos años, vestido con pantalones de traje y una pulcra camisa, tocando el yembé en el banco de un andén del metro como si fuera un africano?. Pues esto es lo que descubriremos a lo largo de “The visitor”. Richard Jenkins interpreta a Walter Vale, un profesor universitario que parece haber perdido su vocación, viudo, aburrido y bastante poco interesante, hasta que hace un viaje a Nueva York y se cruza con una pareja de inmigrantes que se han instalado en su departamento durante su ausencia, a partir de lo cual encontrará un nuevo sentido para su vida.

Comentario:

The visitor 5“The visitor” nos presenta al profesor de economía Walter Vale (Richard Jenkins), hombre ya maduro y solo en la vida, apático y desconcertante en su comportamiento. No sabemos porqué quiere aprender a tocar el piano a su edad ni porqué se muestra tan reacio a cualquier proyecto profesional. Su mirada es triste y sin brillo. Su actividad, anodina y gris. Y es que Walter encarna al individuo escondido en su rutina y desencanto, en la soledad y el bienestar, pero al que le faltan la alegría y el ritmo de vivir.

Contra su voluntad, este académico se ve obligado a asistir a un congreso en Nueva York y allí se encuentra, en su propia casa, a una pareja de inmigrantes a los que una persona ventajista les alquiló el piso sin que le perteneciera. Pero el profesor es antes que nada un buen hombre, el cual sólo trata de sobreponerse dignamente a la muerte de su mujer, refugiándose en el recuerdo de su música. No es extraño, entonces, que deje quedarse a los jóvenes unos días en el apartamento hasta que encuentren dónde ir.

Ellos son el sirio Tarek y la senegalesa Zainab, ambos ilegales y con todo el entusiasmo ante la vida que le falta a Walter. A estos tres personajes se sumará luego el de Mouna, madre de Tarek. Problemas, descubrimientos y un genuino sentido de la solidaridad y de lo afectivo, forjarán entre ellos unos lazos de amistad capaces de superar el trauma post 11-S, dando lugar en el relato a momentos de emoción contenida pero profunda, que llegan gracias a Jenkins, a Hiam Abbass y a los desconocidos Haaz Sleiman y Danai Gurira, actores que se entregan de manera por demás convincente a sus papeles.

A falta de algo mejor que hacer, el circunspecto profesor se deja llevar por la juventud y la alegría del percusionista Tarek. Walter, para el que la única música era la clásica y el instrumento por excelencia el piano, descubre en la percusión africana un renovado estímulo vital. Su mujer había sido profesora de piano y él se había descubierto sin ninguna habilidad para tocarlo y, sin embargo, se sorprende a sí mismo coordinando sus manos contra la piel del yembé, y se siente mejor que nunca. Hasta se atreve a tocar con los africanos en Central Park.

“The visitor” resulta ser una maravillosa fábula sobre la convivencia entre diferentes culturas y generaciones. Las vidas de un norteamericano blanco, de una senegalesa, de un sirio y de la madre de éste, se entrecruzan en el que quizás termine siendo el episodio más importante de su existencia, y la necesidad y la (buena) voluntad hacen que los eventuales problemas vinculados con la diferencia de creencias, color de piel o costumbres ni siquiera se planteen. La persecución sobre los extranjeros ilegales por parte del Estado, como expresión de la insoslayable y dura realidad, será un factor que incidirá en la dinámica interna del pequeño y especial grupo humano que conforman estos personajes.

En definitiva, el director y guionista Tom McCarthy, entremezclando seres con dificultades pero muy distintos entre sí, pone en escena las singulares relaciones que surgen entre ellos y nos ofrece una película sencilla y sin alardes, pero de gran belleza y emotividad.

The visitor 3

Anuncios
Explore posts in the same categories: Ciclo actual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: