“Los Edukadores” en Cinéfilo Bar (Miércoles 11/11 – 21 Hs.)

La edición de noviembre de nuestro ciclo en Cinéfilo Bar prosigue su marcha. En tal sentido, la próxima función prevista dentro de lo que hemos denominado “Cine alemán contemporáneo: Desafíos y paradojas en el devenir histórico” consistirá en la proyección de “Los Edukadores”, realización de 2004 dirigida por Hans Weingartner.

La cita para ver esta muy buena película es el miércoles 11 de noviembre, a las 21 horas, en Bv. San Juan 1020. Los esperamos.-

Los Edukadores

los edukadores

TITULO ORIGINAL: Die fetten jahre sind vorbei

AÑO: 2005

DURACIÓN: 127 min.

PROCEDENCIA: Alemania / Austria

DIRECTOR: Hans Weingartner

GUIÓN: Katharina Held & Hans Weingartner

MÚSICA: Andreas Wodraschke

FOTOGRAFÍA: Matthias Schellenberg & Daniela Knapp

INTÉRPRETES: Julia Jentsch, Daniel Brühl, Stipe Erceg y Burghart Klaussner.

Sinopsis:

Jan y Peter son jóvenes rebeldes con inquietudes políticas de carácter anarquista y “antiglobalizador”, en virtud de las cuales se convierten en “Los Edukadores”. Su accionar consistirá en ingresar a hurtadillas a lujosas mansiones, no con la intención de sustraer cosas de valor sino con el propósito de transmitir un mensaje a sus moradores, escribiendo en las paredes interiores frases amenazantes en el sentido de que sus días de opulencia terminarán pronto. Provocarán en cada propiedad a la que entren un tremendo desorden, buscando generar zozobra e infundir temor a las familias burguesas en cuyas casas habrán de introducirse. Luego de que Jule, la novia de Peter, tome conocimiento de la existencia de “Los Edukadores” por medio de Jan, en el marco de una situación de gran angustia para ella, las circunstancias tenderán a complicarse, a partir de las implicancias imprevistas de una de las operaciones, momento en que las pasiones se desatarán, poniendo a prueba las lealtades dentro del grupo.

Comentario:

Peter y Jan son dos jóvenes que repudian el status quo capitalista de Europa, y lo manifiestan de diferentes maneras. Por un lado, acuden a marchas con el objetivo de concientizar a la población acerca de cómo la explotación de niños asiáticos es lo que permite a la gente de clase alta usar las más caras zapatillas. Por el otro, emiten un susurro amenazante cuando se introducen en fastuosas viviendas para desestabilizar el orden.

Como para presentar la actitud rebelde del dúo, la secuencia inicial nos muestra las consecuencias de la visita de los edukadores a una de aquellas casas imponentes. La intención de los amigos (cuyas reflexiones no esquivan las frases hechas) no es la de perpetrar un robo –estrategia que Jan encuentra un tanto obvia e inocua– sino la de hacerles ver a los burgueses fanáticos del consumo indiscriminado que, más allá de su mundo privado, hay una sociedad disconforme e irritada.

(…) (El) director Hans Weingartner hace confluir el manifiesto de protesta de sus activistas con un triángulo amoroso con ecos de Truffaut (Jules Et Jim). Este es el primer giro narrativo que se percibe en el film e involucra a Jule, novia de Peter, quien no puede evitar sentir una fuerte atracción por Jan. Pero el conflicto de Jule (posiblemente el mejor trabajado a lo largo de la película) radica en una deuda que tiene con un empresario adinerado, quien la ha demandado por un choque. Sin hogar y con la amenaza de los abogados cercándola constantemente, convencerá a Jan de implementar el modus operandi de los edukadores en la casa del demandante en cuestión. Pero el plan no sale del todo bien y aquí el film se desvía hacia una trama de secuestro. Sin embargo, el director opta por atenuar la atmósfera de suspenso e incertidumbre y traslada la acción hacia un paisaje bucólico, donde los tres jóvenes anti-establishment compartirán con el secuestrado la tranquilidad del aislamiento y el intercambio de posturas ideológicas.

El triángulo amoroso se retoma, pero no para abarcar la filosofía del amor libre revolucionario, sino para mostrar las consecuencias de la traición y la violación de los códigos de amistad. Esta fluctuación entre el caos de la ciudad y la serenidad de las montañas le imprime un ritmo a la historia que alcanzará su máxima tensión sobre el final, donde se sugiere que es igualmente posible aferrarse a un ideal como abandonarlo definitivamente (…).

Milagros Amondaray

Extractado de: http://www.cineismo.com/criticas/edukadores-los.htm

Anuncios
Explore posts in the same categories: Ciclo actual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: