Archivo para mayo 2010

“Niños del Cielo” (1997), de Majid Majidi.

6 mayo 2010

Niños del Cielo

Esta película se proyectará el próximo viernes 7 de mayo, a las 19 horas, en el colegio San José, ubicado en Sol de Mayo 726, Alto Alberdi, en el marco de una función abierta a todo el público, con entrada “a la gorra”.-

Título Original: “Bacheha Ye Aseman”

Origen: Irán

Año: 1997

Dirección: Majid Majidi

Fotografía: Parviz Malekzaade

Música: Keyvan Jahans

Montaje: Hassan Hassandoost

Duración: 89 minutos

Intérpretes:  Mohammad Amir Naji, Amir Farrokh Hashemian,

Bahare Seddiqi, Nafise Jafar-Mohammadi y Fereshte Sarabandi.

Sinopsis:

Esta película iraní es dura y tierna a la vez, y constituye, con su simpleza argumental y narrativa, un poderoso retrato contemporáneo de la condición humana.

Ubicada en el Teherán natal del director, Majid Majidi, la película le sigue los pasos a la relación existente entre dos hermanos, niño y niña,  quienes viven en la más absoluta pobreza, y padecen verdaderos dramas infantiles –insignificantes e incomprensibles para los mayores- que deciden enfrentar por sí mismos, con valor, creatividad y un toque de humor. Esta conmovedora historia de compasión, determinación y profundo amor familiar, toma rumbos impredecibles, jugando en cierto sentido con el espectador, acostumbrado a los lugares comunes de las películas norteamericanas más complacientes.

Amir, un chico de diez años, lleva a arreglar los raídos zapatitos de su hermana. Pero los pierde. Como no habrá plata hasta fin de mes, y temen el castigo, ocultan la situación ante sus padres. Y como su hermana Zahra no tiene otro par de zapatos, deciden compartir las zapatillas de Amir. Ella saldrá prematuramente de la escuela y él, que va por la tarde, llegará algo después de hora. El traspaso del calzado tiene lugar en la mitad del trayecto, en una de esas callejuelas menesterosas de los alrededores de Teheran que Majidi pinta con maestría.

Comentario:

“Niños del cielo”, del cineasta iraní Majid Majidi, realizada en 1997, que obtuvo una postulación al Oscar en la categoría de mejor película extranjera, nos habla de una pequeña gran tragedia, la de dos niños, hermanos entre sí, cuya familia subsiste en la mayor de las pobrezas, que un buen día se enfrentan a la circunstancia de que, por accidente, uno de ellos pierde los zapatos del otro, el único par de que disponía, lo que desencadena el conflicto argumental del relato.

“Niños del cielo” retrata la diaria angustia y la lucha de esta familia por su supervivencia, en medio de grandes dificultades, apelando a la fortaleza de los lazos fraternales y filiales para hacer frente a las mismas.

No hay un tono didáctico ni moralizante y tampoco melodramático en la puesta de Majidi, sí un tratamiento formal ajustado y sobrio, muy a tono con la simpleza del argumento, mediante el cual el director expone la manera en que los niños pobres de Irán deben sufrir el rigor cotidiano de las desigualdades sociales, siempre injusto.

La película merece ser vista más alla de la simplicidad de la anécdota. Es un filme sencillo pero cargado de mucho sentido. Es como una especie de metáfora en torno a lo que se tiene y lo que no se tiene, y a la revalorizacion de lo que se pierde. En cierto modo, esta película funciona como cuento o leyenda, dejando una moraleja en torno a las necesidades materiales de la existencia y acerca de la ayuda mutua y el saber compartir.