Archivos para junio 2009

Ciclo de Videoteca del Mirador en Cinéfilo Bar – Edición de julio de 2009

30 junio 2009

“Neoyorquinos: Allen-Scorsese”

* 01/07 – “Calles salvajes” (Mean Streets, 1973, 110 min.), de Martin Scorsese.

* 08/07 – “Annie Hall – Dos extraños amantes” (Annie Hall, 1977, 93 min.), de Woody Allen.

* 15/07 – “Crímenes y pecados” (Crimes and Misdemeanors, 1989, 105 min.), de Woody Allen.

* 22/07 – “Buenos muchachos” (Goodfellas, 1990, 148 min.), de Martin Scorsese.

* 29/07 – Episodios de “Historias de Nueva York” (1989): “Lecciones de vida” (Life Lessons, 44 min.), de Martin Scorsese. // “Destrozando a Edipo” (Oedipus Wrecks, 42 min.), de Woody Allen.

Las funciones tienen lugar los miércoles a las 21 horas, en Bv. San Juan 1020.

Flyerjulio

“Carlito’s way”, de Brian De Palma, en Cinéfilo Bar (Miércoles 24/06, 21 Hs.)

23 junio 2009

Llega a su fin la breve retrospectiva de Brian De Palma, motivo de la edición del mes de junio de nuestro ciclo de los días miércoles en Cinéfilo Bar. Así, el día 24/06 tendrá lugar la proyección de “Carlito’s way”, película considerada por muchos como una de las mejores realizaciones cinematográficas de los ’90. Se trata de un relato impactante, una suerte de réquiem audiovisual referido a Carlito Brigante, personaje interpretado por un estupendo Al Pacino. Brigante es un hombre que busca alejarse definitivamente de su condición de narcotraficante, luego de purgar cinco años en prisión, lugar al que no quiere volver jamás. Carlito sólo desea juntar algo de dinero para poder iniciar una nueva vida, pero deberá enfrentar circunstancias plagadas de dificultades. En palabras del crítico Eduardo A. Russo, (en esta película) “De Palma nos compromete de lleno con un protagonista que intenta levantar cabeza en medio de una cloaca que se lo traga. Anacronismo viviente, pero aun: leyenda que osa seguir viviendo, jugando un juego cuyas reglas han cambiado, Carlito es –de entrada- un personaje trágico” (“El Amante Cine” Nº 23, Enero de 1994).

Los esperamos este miércoles, 24 de junio, en Cinéfilo Bar (Bv. San Juan 1020), a las 21 horas, para compartir esta excelente película de Brian De Palma.-

Carlito´s way

Carlito's wayDirección: Brian De Palma

Origen: EE.UU.

Año: 1993

Duración: 140 min.

Género: Acción/ Suspenso/ Drama

Elenco:

Al Pacino

Sean Penn

Viggo Mortensen

Penélope Ann Miller

John Leguizamo

Adrian Pasdar

Luis Guzmán

Jaime Sánchez

Jorge Porcel

Comentario:

1975. El puertorriqueño Carlito Brigante sale de prisión gracias a su abogado y amigo David Kleinfeld. Anteriormente traficante de droga, Carlito quiere dirigir su vida por el camino recto. A pesar de los esfuerzos que realiza, Brigante se verá envuelto de nuevo en el mundo de la corrupción y la traición del que esperaba huir.

Al Pacino en "Carlito's way", de Brian De Palma.

Al Pacino en "Carlito's way", de Brian De Palma.

Carlito Brigante quiere huir del mundo que lo llevó a pasar cinco años en la cárcel marchándose a Las Bahamas, concretamente a “Paradise Island”, para vender coches. Pero Carlito se involucrará en una trama que no podrá controlar, debido en gran medida a quien previamente lo ayudó a salir de prisión, su abogado, el cocainómano y ambicioso Kleinfeld. Carlito se reencontrará con Gail, la mujer que ama, y, ante una situación que se complica cada vez más, se verá forzado a actuar con celeridad en el intento de alcanzar su propósito de comenzar una nueva vida.

De Palma vuelve a lucirse aquí en materia de planificación y ejecución, consiguiendo una película emocionante, épica, trágica, con logrados momentos de tensión, apelando a tomas panorámicas, a magníficos travellings y a su particular modo de componer el encuadre, mostrando a un personaje en primer plano, al tiempo que, profundidad de campo mediante, nos enseña también lo que está ocurriendo detrás, proporcionando información al espectador en todo momento.

Entre las secuencias memorables que posee “Carlito’s way”, una de las más celebradas es la del billar, en la que se ve lo que sucede a espaldas de Brigante en el plano detalle de un par de gafas, dando paso a un memorable tiroteo en el interior del local. Dice al respecto Eduardo A. Russo: “La escena del billar merecería todo un artículo. La manipulación a la que somete los materiales del cine (y con ellos a nosotros) es ejemplar. ¿Cuántas escenas del cine contemporáneo transmiten esa sensación de peligro casi intolerable? ¿En cuántas se huele la muerte tan de cerca, se ve pasar su reflejo por el espejo de unos anteojos? “ (Idem).

Otro momento magnífico del relato nos remite al tramo final de la película, justo cuando Carlito visita a Kleinfeld en el hospital. A partir de ese momento presenciaremos la huida del protagonista. Un huida que comenzará en el club nocturno y acabará en la estación de tren Grand Central. La persecución por los vagones del metro es una verdadera lección de suspenso cinematográfico, en tanto que tampoco tiene desperdicio alguno la ulterior acción en la estación. El manejo de la puesta en escena en esta larga secuencia final es sencillamente impresionante.

Hay que resaltar también el buen trabajo del guionista David Koepp, y su acertada utilización del procedimiento de la voz en off, mediante el cual el propio protagonista nos va narrando su historia.

La partitura estuvo a cargo de Patrick Doyle, quien dotó al filme de una atmósfera musical dramáticamente apropiada.

Al Pacino realizó una vibrante y apasionada interpretación como Carlito Brigante, el gangster que quiere escapar de su pasado. También merece ser elogiada la actuación de Sean Penn, quien da vida (es un decir) a Kleinfeld, el abogado de Brigante, un hombre movido por la avaricia y el oportunismo. La maravillosa Penélope Ann Miller es Gail, el personaje más limpio de toda la trama. John Leguizamo encarna a Benny Blanco, un aspirante a gangster que no hace buenas migas con el protagonista. Luis Guzmán es Pachanga, “mano derecha” (no demasiado confiable) de Carlito. Viggo Mortensen aparece en el breve papel de Lalín, viejo socio de Bringate, ahora condenado a pasar su vida en una silla de ruedas. Y, por cierto, no podemos dejar de aludir a la presencia de Jorge Porcel, en el papel de Sasso, quien regentea el local nocturno “Paradise Club” y a quien Brigante se asocia en el manejo del mismo.

“Carlito’s way” es, sin dudas, una excelente película de Brian De Palma, cuyos 20 minutos finales son para rememorarlos una y otra vez. El que sigue es el párrafo final del citado artículo de la revista “El Amante Cine” escrito por Eduardo Russo: “La batalla final de la película es casi cine mudo, de una intensidad que conjuga algún clímax de Los intocables con la carrera desesperada de Blow Out, conduciendo al inexorable y definitivo desencuentro. Una segunda oportunidad perdida desde el inicio. Su final de inmensa y melancólica negrura es tal vez el más desolador y terminal de toda la filmografía depalmiana. El Paraíso le será a Carlito Brigante definitivamente ajeno. La belleza que emana de Carlito’s Way, la que nos toca e invade, es aquella de los condenados”.-

Carlito's way 2

“Pecados de Guerra”, de Brian De Palma, en Cinéfilo Bar (Miércoles 17/06, 21 Hs.)‏

16 junio 2009

Sigue adelante la programación de junio de nuestro ciclo en Cinéfilo Bar con el cine de Brian De Palma. El día 17/06 será el turno para la proyección de “Pecados de Guerra”, drama bélico de época basado en un episodio real de la guerra de Vietnam. Se trata de una película altamente recomendable, con sólidas actuaciones de Sean Penn y de Michael J. Fox, y cuyo relato ostenta un tratamiento visual inmejorable, fruto del talento narrativo de De Palma.

La cita para ver esta notable realización “depalmiana” es este miércoles, desde las 21 horas, en Cinéfilo Bar, Bv. San Juan 1020.-

Pecados de Guerra

(Casualties of War, EE.UU., 1989, 107 min.)

Pecados de guerra 2

Género: Drama bélico de época basado en hechos reales.

Director: Brian De Palma

Guión: David Rabe

Música: Ennio Morricone

Fotografía: Stephen H. Burum

Actores: Sean Penn, Michael J. Fox, John C. Reilly, John Leguizamo, Ving Rhames y Don Harvey.

Sinopsis:

Brian De Palma dirigió con crudeza y una notable maestría formal “Pecados de Guerra” (Casualties of War, 1989), filme basado en una historia verídica acaecida en Vietnam según la cual el soldado Sven Eriksson (Michael Fox) es testigo de un crimen espantoso cometido por sus compañeros de patrulla. El jefe de la formación, el cruel Sargento Tony Meserve (Sean Penn), convence a sus soldados de raptar a una joven vietnamita para que satisfaga los apetitos sexuales de cada uno de ellos en una larga travesía que están por cumplir. El secuestro, la violación y el asesinato de esta aldeana pretenden ser encubiertos por Meserve con el pretexto de que la mujer formaba parte del Vietcong (la guerrilla vietnamita del Frente Nacional de Liberación). El testimonio de Eriksson, quien nunca estuvo de acuerdo con semejante atrocidad, motiva un juicio marcial que podría derivar en la condena de sus compañeros.

Comentario:

Casualties of war

La historia de “Pecados de Guerra” se inicia mostrándonos la visión de la guerra desde el punto de vista del batallón liderado por el Sargento Tony Meserve (Sean Penn), el cual también está integrado por el soldado Ericksson (Michael Fox). Luego de una batalla en donde Meserve termina salvando la vida de Eriksson, nacerá una creciente admiración de éste último hacia su líder. Pero las cosas cambiarán cuando al batallón se le encomienda una importante misión y Meserve toma la decisión de secuestrar a una joven vietnamita de una aldea y llevarla junto con el resto del grupo para lo que él mismo llama “diversión, esparcimiento y mantenimiento alto de la moral del grupo”, con la clara idea de usar a la joven como un objeto sexual. Ante la rotunda negativa de Eriksson a participar en esto, diferentes problemas se sucederán entre él y el resto del grupo, en donde se pondrá en riesgo la vida de la joven y hasta la del soldado Eriksson al negarse a seguir la iniciativa de sus compañeros.

En relación a esta película es atinado poner de relieve su notable factura, tanto en los rubros técnicos como en su calidad narrativa, otorgando al desgarrador relato contundentes momentos de enorme tensión. Hay que decir, por lo tanto, que aquí De Palma ha realizado una extraordinaria labor, a partir de su impecable pulso narrativo y de su excelente manejo con la cámara.

La adaptación de la novela de Daniel Lang fue llevada a cabo de manera muy eficaz por David Rabe, quien ha conseguido un excelente guión de principio a fin, sobre todo por el tono marcadamente dramático que le dio a la ya de por sí perturbadora historia, el cual se desenvuelve a pleno desde el momento en que la joven vietnamita es secuestrada hasta el excelente plano final de la película.

En suma, Brian De Palma refiere en esta realización a la locura y al caos de la guerra, en este caso, una guerra de ocupación, de carácter imperialista, y a toda la brutalidad, estupidez y crueldad que dicha guerra produce, y lo hace por medio de un logrado relato cinematográfico, estupenda puesta en escena de una historia verdaderamente conmovedora.

“La hora 25”, de Spike Lee, en el “Sanjo” – Viernes 12/06 – 19 hs. – Sol de Mayo 726‏

12 junio 2009

Este viernes 12 de junio, en la continuidad de la edición 2009 de “Cine en el Sanjo”, tendrá lugar la proyección de la película La hora 25, del director neoyorkino Spike Lee, con la actuación protagónica de Edward Norton, secundado por Philip Seymour Hoffman, Rosario Dawson, Barry Pepper y Brian Cox. Sin dudas, una de las mejores películas estadounidenses de 2001 a esta parte, con un guión plagado de secuencias interesantes, con momentos de genuina intensidad dramática, con una partitura musical que da un marco apropiado a la melancolía de los personajes centrales, con un muy atractivo trabajo de composición visual y excelentes actuaciones, este filme de Spike Lee merece ser tenido muy en cuenta.

La función, abierta a todo el público, dará comienzo a las 19 horas en la sede del Colegio San José, esto es, Sol de Mayo 726, Alto Alberdi. La entrada es libre y gratuita, con modalidad “a la gorra” (Contribución voluntaria).

Pueden leer más sobre La hora 25 a continuación.

LA HORA 25″, de Spike Lee

Se ha iniciado la cuenta regresiva para los días de libertad de Monty Brogan (actor nominado al Premio de la Academia EDWARD NORTON): en 24 horas, irá a prisión por siete largos años. Habiendo sido una vez el rey de Manhattan, Monty está a punto de decirle adiós a la vida que una vez conoció – una vida que le abrió las puertas a los ostentosos clubes de New York pero que también lo apartó de las personas más cercanas a él. En su último día de libertad, Monty intenta reconectarse con su padre (BRIAN COX), quien nunca perdió la esperanza de acercarse nuevamente a su hijo, y se reúne con sus dos mejores amigos de antaño, Jacob (PHILIP SEYMOUR HOFFMAN) y Slaughtery (BARRY PEPPER). También en el embrollo está su enamorada, Naturelle (ROSARIO DAWSON), quien pudiera ser (o quizás no) la que alertó a la policía. Monty no está seguro de nada últimamente… pero con el tiempo por terminarse, hay decisiones que tomar. El aclamado director Spike Lee (“Summer of Sam”, “Do the Right Thing”, “Malcolm X”) esclarece la situación de un hombre que no está seguro de cómo su vida llegó hasta ese punto mientras lucha por salvarse a último minuto en la hora 25.

Ficha técnica:

La hora 25 [25th Hour]

EEUU, 2002.

Inglés, color, 135m.

Dirección: Spike Lee.

Intérpretes: Edward Norton (Monty Brogan), Barry Pepper (Frank Slaughtery), Philip Seymour Hoffman (Jacob Elinsky), Rosario Dawson (Naturelle Rivera), Anna Paquin (Mary D’Annunzio), Brian Cox (James Brogan) Tony Siragusa (Kostya Novotny), Levani Outchaneichvili (Tío Nikolai), Tony Devon (Agente Allen), Patrice O’Neal (Khari), etc.

Guión: David Benioff, a partir de su novela.

Música: Terence Blanchard.

Fotografía: Rodrigo Prieto.

Montaje: Barry Alexander Brown.

Cast: Aisha Coley.

Diseño de producción: James Chinlund.

Dirección artística: Nicholas Lundy.

Escenografía: Ondine Karady.

Vestuario: Sandra Hernández.

Producción: Julia Chasman, Jon Kilik, Spike Lee, Tobey Maguire.

Co-producción: Edward Norton.

Producción ejecutiva: Nick Wechsler.

Calificación: PM 13.

Género: Drama, policial

DILIGENTE REFLEXION SOBRE EL DERRUMBE DEL “AMERICAN DREAM” A TRAVES DEL SIMIL ENTRE EL NUEVA YORK POST 11 DE SEPTIEMBRE Y LA CAIDA DE UN EXITOSO NARCOTRAFICANTE

Con diligente dirección, Spike Lee estructura esta anécdota, en la que Monty Brogan (Edward Norton) debe resolver cabos sueltos de su vida durante el breve lapso de 24 horas, que son sus últimos momentos de libertad antes de ser apresado por narcotráfico. Estrenada en el 53 Festival Internacional de Cine de Berlín, “La Hora 25” basa su argumento en una novela de David Benioff, autor también del guión de la cinta.

Spike Lee ha sido realizador de impecables películas como “Haz lo Correcto”, “Malcolm X” y “El Verano de Sam”, filme éste último con el que el cineasta dejó atrás su contestatario ciclo de recalcitrante cine negro para ofrecernos una panorámica más amplia de la sociedad estadounidense, enfocándose en un protagonista no afroamericano, recreando a través de un protagonista latino el tenso ambiente vivido durante la época disco a causa de un conocido asesino serial.

Con “La Hora 25” el director negro se planta de lleno en una historia de blancos, conservando afortunadamente su destreza fílmica característica. Monty Brogan, quien fuera un conocido mandamás en Manhattan, está a punto de ir a la cárcel por siete años dejando las luces neoyorquinas por las sombras de la reclusión, cambiando una deslumbrante vida que le ha abierto las más importantes puertas pero que también ha alejado a la gente cercana a él.

Así las cosas, Monty debe aprovechar cada segundo de su último día de libertad para reencontrarse con su padre (Brian Cox) y sus viejos amigos Jakob (Philip Seymour Hoffman) y Slaughtery (Barry Pepper), así como saber si fue o no su novia Naturelle (Rosario Dawson) quien le dio el pitazo a la policía para su captura. El tiempo corre inclemente, y el futuro preso debe hacer todo a su alcance para resolver su vida y redimirse para enfrentar con la frente en alto la hora 25, la hora de su encierro.

Para Spike Lee la película es pretexto propicio para una reflexión sobre el contexto neoyorquino posterior al 11 de septiembre, tan referenciado en el filme. El ejemplo máximo de éxito de la urbe (el World Trade Center) es tratado como símil en su caída con el propio derrumbe de Monty. Ambos ejemplos del “american dream” derruido son puestos por el cineasta en el mismo nivel de desencanto, representado con mordacidad a través de aquella secuencia en la que Monty se enfrenta a sí mismo frente al espejo con execrable oratoria maldiciendo a Nueva York entera, y por ende maldiciéndose a sí mismo.

Tomado de: http://www.tucineportal.com/contenido/hora25.htm

Sitios relacionados:

http://www.mabuse.cl/1448/article-32913.html

http://fotograma.com/notas/reviews/3112.shtml

“Doble de cuerpo”, de Brian De Palma, en Cinéfilo Bar (Miércoles 10/06 – 21 Hs.)

8 junio 2009

Nuestra actividad durante este mes de junio se centra en un breve repaso de la más que interesante filmografía del realizador estadounidense Brian De Palma. El miércoles pasado fue el turno de “El fantasma del paraíso” y la próxima función de Videoteca del Mirador en Cinéfilo Bar consistirá en la proyección de la película “Doble de cuerpo” (1984), realización en la que Craig Wasson hace el papel del actor que cae en una perversa trampa, Deborah Shelton es la víctima sensual y Melanie Griffith, una actriz de cine porno, en el marco de una oscura trama criminal.

Podemos afirmar que este genuino thriller que es “Doble de cuerpo” constituye una cautivante manifestación del mejor cine voyeurista, algo así como la más pura expresión de la esencia del cine, la mirada, aspecto que se ve potenciado por el hecho de que el argumento de la película tiene que ver con cine dentro del cine. Partiendo de claras citas a Hitchcock, De Palma nos entrega un poderoso relato audiovisual, con inquietantes dosis de erotismo y sadismo, con secuencias deslumbrantes (las tomas nocturnas con el striptease de la supuesta vecina, la filmación de una película pornográfica, la persecución en la playa, entre otras), y con la inclusión de una intensa y por demás adecuada partitura musical, a cargo de Pino Donaggio, en la banda sonora.

La función en la que se proyectará “Doble de cuerpo” tendrá lugar el miércoles 10 de junio, a las 21 horas, en Bv. San Juan 1020. Los esperamos.-

Sobre Brian De Palma

Brian De Palma

Brian De Palma

Brian De Palma supo ganarse un lugar indiscutido entre los cineastas norteamericanos más talentosos. Desde hace tiempo que es reconocido como un auténtico especialista en el campo del suspenso y la intriga cinematográficos. Se trata, en rigor, de un director de estilo muy personal, más allá de los reiterados homenajes en sus películas al maestro Alfred Hitchcock. De Palma se destaca por el carácter circular y engañoso de su cine, esto por referencia a la puesta en escena y desde la concepción visual de los encuadres de los sorprendentes planos que conforman las secuencias más interesantes de sus películas.

A lo largo de su dilatada carrera, De Palma ha sido director, escritor, montajista, productor e incluso actor, y, sin importar si se trataba de películas de bajísimos presupuestos o de grandes superproducciones, se dedicó a ellas como un artesano de la imagen y dotó a sus realizaciones de excelentes dosis de ingenio y creatividad.

Director de Robert De Niro, Al Pacino, Sean Connery, John Travolta, Melanie Griffith, Sean Penn y Sissy Spacek, entre otros, De Palma es uno de los pocos directores capaces de desplazarse con increíble facilidad y talento de la violencia hacia el romance, pasando por el horror, el erotismo, el humor, el melodrama y la acción, sintetizando su propio sello contemporáneo con el estilo de los grandes directores de las primeras décadas de la cinematografía.

Brian De Palma es parte de esa generación que revolucionó Hollywood compuesta entre otros por la santa trilogía de cineastas ítaloamericanos (junto a Francis Ford Coppola y Martin Scorsese). Jóvenes cuando el sistema de estudios se caía a pedazos, estos directores reflejaron el impacto que causaba por aquel momento el cine europeo (la Nouvelle Vague y Antonioni) junto a una adoración por el cine clásico norteamericano.

En el caso de De Palma, fue Alfred Hitchcock la influencia principal. Un cine cerebral en complejas construcciones visuales unido a las temáticas comunes al maestro inglés: Voyeurismo, psicópatas sexuales y, por supuesto, el suspenso. A partir de los ’70, De Palma, un auténtico cineasta maldito (jamás ganó un Oscar, sólo en 1969 un Oso de Plata en el Festival de Berlín), dará rienda suelta a su oscura y paranoica imaginería visual: Hermanas siamesas en Sisters, baldazos de sangre en Carrie, montañas de cocaína en Scarface o el negocio del porno en Doble de Cuerpo, sólo por citar algunas de las más recordadas películas de este realizador.

DOBLE DE CUERPO

(BODY DOUBLE)

body_double

Director: Brian De Palma / Guión: Brian De Palma, Robert J. Avrech, según una historia de Brian De Palma / Fotografía: Stephen H. Burum / Música: Pino Donaggio / Montaje: Gerald B. Greenberg, Bill Pankow / Efectos especiales: Michael Douglas Middleton / Intérpretes: Craig Wasson (Jake Scully), Melanie Griffith (Holly Body), Gregg Henry (Sam Bouchard), Deborah Shelton (Gloria Revelle), Guy Boyd (detective Jim McLean), Dennis Franz (Rubin el director), David Haskell (Will, el profesor de arte dramático), Rebecca Stanley, Al Israel, Douglas Warhit, B. J. Jones, Barbara Crampton, Patty Lotz, Steven Bauer, Annette Haven./ Nacionalidad y año: Estados Unidos – 1984 / Duración: 114 minutos.-

Sinopsis:

Doble de cuerpo 6

Luego de encontrar a su mujer en la cama con otro hombre, el actor Jake Scully debe buscarse un nuevo lugar donde vivir. Por suerte, un amigo está buscando alguien que le cuide su casa, un piso con espectacular vista al valle … y a una vecina que se desnuda cerca de la ventana cada noche. Preocupado por la claustrofobia que le trae problemas con su trabajo en películas de terror clase B, y cada vez más obsesionado con esa vecina, Jake será testigo de un asesinato. Pero no todo es lo que parece.

“Doble de cuerpo” es una de las grandes películas que el director Brian De Palma realizó inspirándose en el cine de Alfred Hitchcock. No cuesta mucho encontrar aquí elementos de “Vértigo” y de “La ventana indiscreta”. Pero como en sus otros filmes de principios de los ochenta (Blow out, Scarface y Vestida para matar) “Doble de cuerpo” tiene el sello indeleble de Brian De Palma, uno de los directores más personales del cine norteamericano contemporáneo.

Comentario:

Doble de cuerpo 4

Dentro de la filmografía de Brian De Palma, “Doble de cuerpo” ocupa un lugar especial, ya que además de ser una de sus películas más divertidas e interesantes, es una de sus obras más representativas, donde mejor y más claramente se recogen todas las obsesiones de su autor, así como su particular forma de entender el cine. Y lo es a partir de muy claras referencias a dos cintas maestras de Alfred Hitchcock, “Vértigo” y “La ventana indiscreta”, de las cuales “Doble de cuerpo” literalmente copia su premisa argumental para ofrecerla, eso sí, bajo la particular mirada “depalmiana”.

Es claro que ya en las nombradas películas de Hitchcock se pueden encontrar las virtudes que ostenta “Doble de cuerpo” (aciertos que el propio De Palma en ningún momento trata de hacernos pasar por suyos), aunque podría afirmarse que aquí son tratados por el director de “Los Intocables” de una manera más provocativa, patente y audaz, unida a un más que evidente sentido de la auto-parodia (algo muy claro en el retrato que se realiza del personaje de Craig Wasson o en las apariciones del interpretado por Melanie Griffith), ya que, desde el vamos, queda muy claro que “Doble de cuerpo” se articula como una película que no se toma en serio a sí misma en ningún momento.

En resumen, siendo una de las películas más curiosas y representativas de De Palma, “Doble de cuerpo” puede verse como un ejercicio de estilo que proporciona gran placer visual aunque no exento de contenido, y dentro del cual pueden encontrarse momentos de gran suspenso y otros de verdadera tensión, como cuando Jake (Craig Wason) sufre de claustrofobia en el ascensor y en el acueducto, o cuando Gloria (Deborah Shelton) es perseguida por el supuesto indio en el centro comercial. “Doble de cuerpo” nos dice que, al parecer, el crimen perfecto no existe, de modo que finalmente Jake logra superar su fobia y puede volver a trabajar en películas de cine B, reemplazando el papel de testigo fisgón por el de vampiro porno.

Doble de cuerpo 5

“El Fantasma del Paraíso”, de Brian De Palma, en Cinéfilo Bar (Miércoles 03/06 – 21 Hs.)‏

1 junio 2009

A pedido de asiduos asistentes a las funciones de los días miércoles de Videoteca del Mirador en Cinéfilo Bar, la edición del mes de junio de nuestro ciclo va a estar dedicada al director Brian De Palma, con la proyección de cuatro de sus mejores películas. La primera de ellas es “El Fantasma del Paraíso” (1974), en la cual, sin dudas, De Palma alcanza un alto grado de inspiración, que se traduce en una poderosa estética visual, con un montaje frenético, actuaciones estupendas, canciones inolvidables y una historia desgarradora y enormemente dramática que tiene sin embargo sus toques de humor.

La función en la que se exhibirá esta inestimable gema cinematográfica de todos los tiempos se llevará a cabo el día miércoles 3 de junio, a las 21 horas, en Bv. San Juan 1020.

EL FANTASMA DEL PARAISO

Phantom

Título original: Phantom of the Paradise

País: Estados Unidos

Año: 1974

Duración: 92 min.

Dirección: Brian De Palma

Diseño de producción: Jack Fisk

Guión: Brian De Palma

Música: Paul Williams

Fotografía: Larry Pizer

Montaje: Paul Hirsch

Vestuario: Rosanna Norton

Efectos especiales: Greg Auer

Reparto: Paul Williams, William Finley y Jessica Harper.

Sinopsis:

Versión libre de El Fantasma de la Opera ambientada en el mundo de la música pop “setentera”, esta extraña e irrepetible película narra las desventuras de Winslow Leach, un compositor cuya obra maestra es robada por un perverso empresario. Deformado luego de que su cabeza pasara por un compresor de vinilos (así es), a Winslow no le queda otra que acechar a su enemigo y añorar a su amada desde los rincones de El Paraíso, un enorme palacio-discoteca. Loca, bizarra y filmada con el brío que tenía el Brian de Palma de esos tiempos, la cinta permanece como uno de los títulos más inclasificables de esa década.

Comentario:

Inspirándose en los mitos de Fausto y El Fantasma de la Ópera, “El Fantasma del Paraíso” es considerada por muchos cultores de la cinefilia una verdadera obra maestra y absolutamente genial del Séptimo Arte, al tiempo que muchos más la valoran como la mejor película que Brian De Palma haya hecho hasta la fecha. Esta realización nos cuenta la historia de Winslow Leach (William Finley), un compositor cuya obra es robada por Swan (Paul Williams), un poderoso magnate de la música que planea inaugurar con dicha obra su local El Paraíso. Winslow, a quien las maquinaciones de Swan han terminado metiendo en la cárcel, logra escapar de la prisión; sin embargo, su rostro queda desfigurado en un accidente. Clamando venganza, se cuela en El Paraíso, con la firme intención de sabotear desde la clandestinidad la producción de Swan. Sumándose a esta situación, el guión agrega un condimento romántico cual elemento dramático al hacer que Winslow, una vez en libertad y en proceso de planear y concretar su venganza, se enamore de la nueva estrella de la canción (personaje interpretado por Jessica Harper) que apadrina y promociona Swan.

Paul Williams, además de interpretar el papel de Swan, el inescrupuloso y malvado empresario de espectácuos musicales, compuso la embriagante partitura de este auténtico clásico del cine musical de terror que es “El fantasma del paraíso”.

Hay que decir, por lo tanto, que la película posee muchos encantos: Humor negro del mejor y una magnífica puesta en escena; las canciones son muy buenas, los actores y cantantes genuinos y solventes, y una historia triste y cruel. “El Fantasma del Paraíso” ejerce todo su poder de seducción desde su comienzo mismo, cuando vemos el símbolo de la productora “Death Records” dando vueltas sobre la pantalla y la subsiguiente actuación del grupo Juicy Fruits delante de Swan. 

En suma, valiéndose de una trama disparatada, personajes absurdos, diálogos de pronto ultra clichés, de pronto delirantes, De Palma consigue sacar adelante esta cómica, terrorífica, fantástica y cautivante historia mezcla de venganza y amor imposible en la que parodia el mito del fantasma de la ópera, pasando desde la moda de la música disco hasta el glam rock. Una rareza para disfrutar a más no poder.

phantom-of-the-paradise