Archivo para mayo 2013

Próximamente: Cine en el Centro Vecinal de B° Rosedal (Córdoba capital)

30 mayo 2013

Hacer clic sobre la imagen de abajo para verla en su tamaño original. 

Cine en Barrio Rosedal

Anuncios

Planteamiento de Documentalistas Argentinos

14 mayo 2013

Carta Abierta a las asociaciones de documentalistas y a todos los documentalistas independientes

Ya ha pasado un mes desde que se conoció la Resolución INCAA/982/13 que tanto malestar provocó en el sector documental. Las distintas asociaciones hemos presentado propuestas en la mesa de diálogo con el INCAA y actualmente aguardamos la respuesta por parte del Instituto. Esperamos sinceramente que se cumpla el compromiso de presentar el borrador a las asociaciones antes de la firma de una nueva resolución.

En medio de este compás de espera, el día martes 7 de mayo se conoció por varios medios un comunicado suscripto por cuatro de las seis asociaciones nacionales de documentalistas (DocuDAC, DIC, PCI y ADN) que señala que no tienen “interés en acusar al gobierno, al INCAA o a quien sea de censura para salir en los diarios o ser funcionales a intereses que nada tienen que ver con la discusión sobre cómo se preserva el espacio que hemos ganado para el cine documental”. Asimismo, el comunicado considera “prudente esperar a los resultados finales de la negociación y rechazar cualquier tipo de medida o acción directa mientras el diálogo exista”.

Señala también que “las seis organizaciones nacionales de documentalistas (incluyendo aquí también a DOCA y RDI) nos opusimos a la Resolución 982 del INCAA, que modificaba el sistema de apoyo a la producción, por lo que nos reunimos con la Presidenta y diversas Gerencias del mismo para comenzar un proceso de reescritura y modificación de esa resolución” (…) “y creemos necesario dejar en claro que mientras el INCAA esté dispuesto a tomar en cuenta nuestras propuestas, no vemos razón para dar la voz de alarma”.

Estas consideraciones son señaladas en respuesta a DOCA, que mediante comunicados de prensa hemos realizado una campaña de difusión pública y debate al respecto. El comunicado de las cuatro asociaciones ha generado desconcierto y confusión, y con esta Carta Abierta queremos aportar a la reflexión sobre el debate y sobre el camino que falta recorrer en la búsqueda de una salida común al problema.

Tal como se ha señalado, todas las asociaciones rechazamos la resolución planteando su derogación, es decir su rechazo completo. Sin dudas esta primera posición común es la que motivó la posibilidad de “revisiones”. Para DOCA y para muchos más el rechazo se basaba en dos aspectos fundamentales: los mecanismos de elección de los comités de evaluación que desplazaban la representación de las asociaciones y la creación de un comité de visualización que desconoce el proceso real de la producción documental en la medida que su función será certificar “que el material final entregado coincida con el proyecto originalmente seleccionado, dejándose constancia que en el supuesto de recibir un Informe negativo y no corregirse, será susceptible de la no liquidación de la última cuota, y la devolución de la totalidad de lo efectivamente percibido”.

Las “voces de alarma” no se han hecho públicas por ningún interés “funcional” a ningún medio o posición partidaria en particular. Es conocido por quienes participaron, que en la reunión otorgada por Liliana Mazure, se explicitaron presiones, y se trasladaron esas presiones a los comités, en relación a proyectos rechazados que deberían haber sido aprobados. También fue claro que el pedido para acompañar “la señal” (la 982) fue hecho incluso a condición de la posibilidad de disolución definitiva de la Vía digital de fomento. Lo que se puso en juego entonces fueron las condiciones de independencia mínima de los comités que han garantizado durante estos 6 años una vastísima diversidad ideológica en la producción documental.

Los medios

La decisión de comunicar esta situación no tiene por objeto la búsqueda de su difusión en un medio particular sino la publicidad de un asunto de interés precisamente público: qué se hace con los fondos estatales para la producción cinematográfica. El comunicado de DOCA (impulsado también por más de treinta documentalistas no asociados) debió haber sido publicado también por los medios públicos. Se dieron entrevistas a más de 50 medios, entre alternativos y especializados. Su publicación por medios del Grupo Clarín no puede asociarnos con sus intereses, porque esos intereses son contrapuestos históricamente con los de DOCA.

A su vez entendemos que no puede ser el choque de intereses entre medios afines al gobierno con los de Clarín, lo que provoque una división entre los documentalistas, porque ambos intereses nos son ajenos. Desde ambos medios se viene reclamando a través de sus columnistas que se recorten la cantidad de películas producidas por año para otorgar aún más fondos a las grandes producciones y grupos mediáticos (como Patagonik Films del Grupo Clarín) que a diferencia de los documentalistas cuentan con inmensos recursos propios para producir. ¿No les parece que la intención de transformar esta vía documental en producción para televisión obedece a congraciar estos intereses?

Las medidas de acción directa

Esta resolución es “el producto de la lucha de los documentalistas” rezaban los considerandos de la 632, la resolución madre de este régimen de subsidios. Esa lucha no consistió exclusivamente en la realización de movilizaciones o festivales sino que fue una gran producción de acción colectiva, de comunicación pública y de elaboración de propuestas concretas (articulados de la resolución, etc). En dicha comunicación pusimos en conocimiento público la existencia del “3ro J”, el inciso por el cual la gestión del INCAA realizaba asignaciones discrecionales de presupuesto sin mediar ningún jurado.

Este método de acción está en los fundamentos de la conquista que hoy defendemos. Es constitutiva de DOCA pero nunca ha buscado ser una forma de autoproclamación sino un instrumento para conquistar mejoras para todos los documentalistas independientes que no tenían posibilidad de acceder al fomento para sus producciones.

Lo que falta

Por eso ante vuestro llamado consideramos necesario buscar un planteo común que defienda y asegure en la redacción de una nueva resolución: la designación de los comités a propuesta de las asociaciones y de una genuina representación de las asociaciones provinciales, que se retire el control del “sentido” del comité de películas terminadas (visualización) como problemas fundamentales, y que se explicite el carácter cinematográfico de la vía y se aseguren las mínimas condiciones de exhibición que hemos propuesto, así como el necesario aumento de la misma.

Con la firme intención de abrir un debate franco en beneficio de la defensa de los intereses generales de los documentalistas independientes para alcanzar el mejor resultado en las negociaciones en curso, los saludamos fraternalmente.

Imagen

www.docacine.com.ar