Archivo para noviembre 2009

La propuesta de Videoteca del Mirador en Cinéfilo Bar para el mes de diciembre

29 noviembre 2009

Final de año en clave de comedia

Las funciones se llevarán a cabo en Bv. San Juan 1020, casi esquina Mariano Moreno, en la ciudad de Córdoba.


* Miércoles 02/12 – 21 hs.: “La adorable revoltosa” (Bringing Up Baby, EE.UU., 1938, 102 min., B/N), de Howard Hawks, con Katherine Hepburn y Cary Grant.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* Miércoles 09/12 – 21 hs.: “El joven Frankenstein” (Young Frankenstein, EE.UU., 1974, 105 min., B/N), de Mel Brooks, con Gene Wilder, Peter Boyle, Marty Feldman, Cloris Leachman, Teri Garr, Madeline Kahn y Gene Hackman.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* Miércoles 16/12 – 21 hs.: “Pequeña Miss Sunshine” (Little Miss Sunshine, EE.UU, 2006, 101 min.), de Jonathan Dayton y Valerie Faris, con Greg Kinnear, Toni Collette, Steve Carell , Paul Dano, Abigail Breslin y Alan Arkin.

Anuncios

“La vida de los otros”, en Cinéfilo Bar (Miércoles 25/11 – 21 Hs.)

25 noviembre 2009

Llega a su fin “Cine alemán contemporáneo: Desafíos y paradojas en el devenir histórico”, edición de noviembre del ciclo de Videoteca del Mirador en Cinéfilo Bar. En tal sentido, el miércoles 25/11, a partir de las 21 horas, en Bv. San Juan 1020, se proyectará la película “La vida de los otros”, ópera prima del realizador Florian Henckel von Donnersmarck.

La vida de los otros

(Das Leben der Anderen)

Dirección y guión: Florian Henckel von Donnersmarck.

Año: 2006.

Duración: 144 min.

Género: Drama.

Música: Gabriel Yared y Stéphane Moucha.

Fotografía: Hagen Bogdanski.

Montaje: Patricia Rommel.

Interpretación: Martina Gedeck (Christina-Maria Sieland), Ulrich Mühe (capitán Gerd Wiesler), Sebastian Koch (Georg Dreyman), Ulrich Tukur (teniente coronel Anton Grubitz), Thomas Thieme (ministro Bruno Hempf), Hans-Uwe Bauer (Paul Hauser), Volkmar Kleinert (Albert Jerska), Matthias Brenner (Karl Wallner), Herbert Knaup (Gregor Hessenstein).

Algunos de los premios obtenidos por esta película:

OSCAR A LA MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA

MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA – Críticos de Los Ángeles

MEJOR PELÍCULA – London Film Festival

MEJOR DIRECTOR NOVEL – MEJOR ACTOR – MEJOR GUIÓN – MEJOR PRODUCTORES JÓVENES – Bavarian Film Awards

Sinopsis:

Berlín Oriental, noviembre de 1984. 5 años antes de su derrumbe, el gobierno de la ex – Alemania Oriental trata de reasegurar su poder con un despiadado sistema de espionaje, control y vigilancia. Recolectando evidencia en contra del dramaturgo Georg Dreyman y su amante, la aclamada actriz de teatro Christa-Maria Sieland, el capitán Gerd Wiesler, leal al oficialista Partido Socialista, tiene la esperanza de lograr el salto definitivo que lo posicione inmejorablemente en la estructura del Partido. La operación es, por otra parte, alentada por los más altos círculos políticos. A la vez, mientras va interiorizándose cada vez más en “la vida de los otros” – en la intimidad amorosa, los gustos literarios, las ideas y las expresiones – Wiesler corrobora la pobreza de su propia existencia, y un mundo insospechado parece abrirse ante él; una nueva forma de vida a la cual parece difícil resistirse. Aunque, una vez que la rueda del sistema se pone en movimiento, ya no se puede detener, ni hay vuelta atrás para nadie. Un juego extremadamente peligroso ha comenzado …

Comentario:

Georg Dreyman es un prestigioso escritor de la RDA. Aunque no simpatiza con el opresivo régimen burocrático falsamente socialista, es un ‘animal político’ que se les arregla para sobrevivir contemporizando con las autoridades. Así, se le permite cierto margen a la hora de expresarse, y no se le reprocha su amistad con algún elemento intelectual claramente disidente. Dreyman vive con la celebérrima actriz Christa-Maria Sieland, y cree estar lejos de la vigilancia de la Stasi, la policía secreta del ministerio del interior. En realidad un pez gordo de la burocracia gobernante ha puesto los ojos en la hermosa Christa-Maria, y encarga al capitán Gerd Wiesler, de la Stasi, un estrecho seguimiento de ella y Dreyman, no porque le preocupe una posible actividad subversiva, sino porque desea a la actriz. Concienzudo funcionario capaz de descubrir traidores debajo de las piedras, Wiesler se aplica a la tarea, escuchando durante horas las conversaciones que retransmiten los micrófonos colocados en el apartamento de Dreyman.

En su ópera prima, el director Florian Henckel von Donnersmarck orquesta una trama de alto interés dramático, en la que prevalecen la atmósfera opresiva y la tragedia, que invitan a los personajes a preguntarse si pueden conformarse con el estado de las cosas, si han de rebelarse con las herramientas de las que cada uno dispone, o si se deben a un elemental instinto de supervivencia, que podría pasar por la traición.

Hay que decir que para elaborar el guión de su primer largometraje, von Donnersmarck desarrolló un importante trabajo de investigación histórica, basándose en material de archivo y contactándose con historiadores y testigos directos. Así, la trama que propone “La vida de los otros” tiene lugar en lo más profundo del corazón de la República Democrática Alemana (RDA), y el guionista-realizador la desarrolla con justeza formal y honestidad intelectual, dando lugar a una película de intenso suspenso, apasionante contenido político y conmovedora historia de amor, ingredientes que atraviesan y envuelven la puesta en escena del drámatico derrotero de los personajes del filme que deben lidiar con sus propios temores y contradicciones en medio de la opresión, independientemente del lugar que ocupe cada uno.

Finalmente podemos afirmar que hay en esta realización cinematográfica un magnífico sentido del ritmo, aspecto crucial para que el relato no se resienta, dada su extensión superior a las 2 horas. La partitura musical de Gabriel Yared ayuda, y la paleta de colores grises y pardos sirve bien para ilustrar la decadencia política del régimen estaliniano. Las actuaciones son sobrias pero muy sentidas, y aunque todo el reparto se desempeña en un nivel de excelencia actoral , es preciso resaltar el trabajo de Ulrich Mühe: Desde el principio, con ese interrogatorio que abre el filme, hasta la entrada en una librería después de la caída del muro, final sencillamente memorable, pasando por el clímax del registro en el departamento del escritor.

“Sophie Scholl – Los últimos días”, en Cinéfilo Bar (Miércoles 18/11 – 21 Hs.).

17 noviembre 2009

En la continuidad de la edición de noviembre del ciclo de Videoteca del Mirador en Cinéfilo Bar, que hemos denominado “Cine alemán contemporáneo: Desafíos y paradojas en el devenir histórico”, la próxima función habrá de consistir en la proyección de la película “SOPHIE SCHOLL – LOS ÚLTIMOS DÍAS”, realización del año 2005 dirigida por Marc Rothemund.

Dicha función se llevará a cabo el miércoles 18 de noviembre, a las 21 horas, en Bv. San Juan 1020. Los esperamos.-

SOPHIE SCHOLL – LOS ÚLTIMOS DÍAS

(Sophie Scholl – Die letzten tage)

Dirección: Marc Rothemund.

País: Alemania.

Año: 2005.

Duración: 117 min.

Género: Drama.

Guión: Fred Breinersdorfer.

Música: Reinhold Heil y Jonny Klimek.

Fotografía: Martin Langer.

Montaje: Hans Funck.

Interpretación: Julia Jentsch (Sophie Scholl), Alexander Held (Robert Mohr), Fabian Hinrichs (Hans Scholl), Johanna Gastdorf (Else Gebel), André Hennicke (Dr. Roland Freisler), Florian Stetter (Christoph Probst), Johannes Suhm (Alexander Schmorell), Maximilian Brückner (Willi Graf), Jörg Hube (Robert Scholl), Petra Kelling (Magdalena).

Sinopsis:

Munich, 1943. Durante la devastadora ocupación de Europa por Hitler, un grupo de jóvenes, en su mayoría universitarios, recurre a la resistencia pasiva como única solución para paralizar a los nazis y a su inhumana máquina bélica. Así nace La Rosa Blanca, un movimiento de resistencia cuyo propósito era la caída del Tercer Reich. Sophie Scholl (Julia Jentsch) es la única mujer del grupo, una joven ingenua que no tardará en convertirse en una antinazi convencida e intrépida. El 18 de febrero de 1943 detienen a Sophie y a su hermano mientras distribuyen panfletos en la universidad. Durante los días que siguen al arresto, el duro interrogatorio al que es sometida Sophie por parte de un oficial de la Gestapo, Robert Mohr (Alexander Held), no tarda en convertirse en un intenso duelo psicológico. La joven miente y desmiente, maniobra y le reta, parece rendirse antes de atacar de nuevo con renovadas fuerzas, y casi consigue derrotar a su oponente. Por fin, ante unas pruebas aplastantes, Sophie confiesa, aunque hace un último y desesperado intento para proteger a su hermano y a los otros miembros de La Rosa Blanca. Conmovido por la infrecuente valentía de Sophie, Robert Mohr le ofrece una escapatoria a cambio de traicionar sus ideales. Pero ella rechaza la oferta, su suerte está echada …

Comentario:

Sophie Scholl, los últimos días es el conmovedor retrato de una de las pocas heroínas de la historia alemana. La película describe los últimos seis días (del 17 al 22 de febrero de 1943) de la vida de Sophie Scholl desde su punto de vista: la de una valiente y vibrante joven dispuesta a morir por los ideales de “La Rosa Blanca”. Gracias a la resistencia y a las continuas protestas que realizaron contra el régimen nazi, Sophie Scholl y los miembros de “La Rosa Blanca” simbolizan el coraje civil y la lucha pacífica contra un orden violento y represivo.

Aunque la película se ciñe a los hechos históricos en la medida de lo posible (gracias a las auténticas transcripciones de los interrogatorios), ha sido escrita y concebida como un largo de ficción. El joven director Marc Rothemund, con una visión refrescante y muy abierta de la historia, lleva a la pantalla a la mítica Sophie Scholl, encarnada por Julia Jentsch (Los Edukadores, Schneeland). Completan el reparto Fabian Hinrichs (Schussangst/Miedo a disparar) en el papel de Hans Scholl, Alexander Held (El hundimiento) como Robert Mohr, el interrogador de la Gestapo, André Hennicke (Der alte affe Angst) como el juez Roland Freisler, y Johanna Gastdorf (Das Wunder von Bern) como la compañera de celda de Sophie.

Con esta conmovedora película, Marc Rothemund refuerza su exitosa colaboración con Fred Breinersdorfer (guión), Sven Burgemeister (productor), Martin Langer (director de fotografía) y Hans Funck (montador). Todos fueron galardonados con el Premio de Oro Grimme y la Cámara de Oro por su trabajo en el telefilm “Die Hoffnung stirbt zuletzt”.

La inspiración a través de los hechos; notas sobre el concepto de la película: Fred Breinersdorfer y Marc Rothemund

“Empezamos a leer los documentos de la Gestapo referentes a “La Rosa Blanca” con una mezcla de repulsión, impaciencia y reverencia. Si se leen cuidadosamente, es imposible no sorprenderse ante el principio de los interrogatorios. Los hermanos lo niegan todo con gran habilidad; Sophie casi consigue salvar la vida. Luego vienen las pruebas acusatorias y los esfuerzos del oficial encargado del interrogatorio para obtener el nombre de los demás conspiradores. Pasan las horas y Sophie se esfuerza en decir lo menos posible. Por fin, los interrogatorios dejan claro que rechazó la oferta de Mohr en la que le ofrecía una pena mucho menos terrible a cambio de traicionar sus ideales”.

“Sin embargo, una lectura rápida del texto podría dar la impresión de que los dos hermanos revelaron la identidad de sus amigos con relativa rapidez y sin mucha resistencia. Pero sería una equivocación, pues no hay que olvidar que se trata de la transcripción realizada por los responsables de su muerte. Por el estilo y el vocabulario, queda claro que fueron dictados por el oficial encargado del interrogatorio. Encajan con la larga tradición de procedimientos legales e interrogatorios policiales que nada tiene que ver con los nazis y que sigue vigente hoy en día. El policía hace preguntas, toma nota y dicta un resumen en presencia del interrogado. Solo se añaden preguntas y respuestas más tarde si algo no queda del todo claro”.

“En otras palabras, al leer las transcripciones de los interrogatorios de Sophie, oímos la voz de Mohr, su perspectiva y no las palabras de Sophie. Tampoco aparecen los comentarios de Mohr, sus gestos, sus brusquedades u otras tácticas que pudiera emplear, ni las reacciones de Sophie. Pero de los documentos es posible deducir la existencia de elementos de una discusión política y el valor de Sophie”.

Acerca de Marc Rothemund (Director):

Nació en 1968 y empezó a trabajar como ayudante de dirección de Helmut Dietl (Rossini), de Bernd Eichinger (Das Mädchen Rosemarie), de Dominik Graf (Sperling), y de Gérard Corbiau (Farinelli Il castrato). En 1998 ganó el Premio de Cine Bávaro al Mejor Director Novel por la película Das Merkwürdige verhalten geschlechtreifer Grossstädter zur Paarungszeit (Escenas de amor desde el planeta Tierra). Su segunda película, Harte Jungs, fue una de las más vistas del año 1999 con 1,7 millones de espectadores. Dirigió el thriller para televisión “Das Duo – Der Liebhaber” con el que ganó el Premio VFF TV en 2003.

Con Sophie Scholl, los últimos días, continúa su exitosa colaboración con el guionista Fred Breinersdorfer que empezó en 1997 con dos episodios del thriller de ZDF “Anwalt Abel” (ambos ganaron el premio Telestar) y el aclamado telefilm “Die Hoffnung stirbt zuletzt” (2002), premiado con la Cámara de Oro y el Premio de Oro Grimme.

En Sophie Scholl, los últimos días también es uno de los productores para la empresa Broth Film.

http://www.lahiguera.net/cinemania/pelicula/2516/comentario.php

“Los Edukadores” en Cinéfilo Bar (Miércoles 11/11 – 21 Hs.)

11 noviembre 2009

La edición de noviembre de nuestro ciclo en Cinéfilo Bar prosigue su marcha. En tal sentido, la próxima función prevista dentro de lo que hemos denominado “Cine alemán contemporáneo: Desafíos y paradojas en el devenir histórico” consistirá en la proyección de “Los Edukadores”, realización de 2004 dirigida por Hans Weingartner.

La cita para ver esta muy buena película es el miércoles 11 de noviembre, a las 21 horas, en Bv. San Juan 1020. Los esperamos.-

Los Edukadores

los edukadores

TITULO ORIGINAL: Die fetten jahre sind vorbei

AÑO: 2005

DURACIÓN: 127 min.

PROCEDENCIA: Alemania / Austria

DIRECTOR: Hans Weingartner

GUIÓN: Katharina Held & Hans Weingartner

MÚSICA: Andreas Wodraschke

FOTOGRAFÍA: Matthias Schellenberg & Daniela Knapp

INTÉRPRETES: Julia Jentsch, Daniel Brühl, Stipe Erceg y Burghart Klaussner.

Sinopsis:

Jan y Peter son jóvenes rebeldes con inquietudes políticas de carácter anarquista y “antiglobalizador”, en virtud de las cuales se convierten en “Los Edukadores”. Su accionar consistirá en ingresar a hurtadillas a lujosas mansiones, no con la intención de sustraer cosas de valor sino con el propósito de transmitir un mensaje a sus moradores, escribiendo en las paredes interiores frases amenazantes en el sentido de que sus días de opulencia terminarán pronto. Provocarán en cada propiedad a la que entren un tremendo desorden, buscando generar zozobra e infundir temor a las familias burguesas en cuyas casas habrán de introducirse. Luego de que Jule, la novia de Peter, tome conocimiento de la existencia de “Los Edukadores” por medio de Jan, en el marco de una situación de gran angustia para ella, las circunstancias tenderán a complicarse, a partir de las implicancias imprevistas de una de las operaciones, momento en que las pasiones se desatarán, poniendo a prueba las lealtades dentro del grupo.

Comentario:

Peter y Jan son dos jóvenes que repudian el status quo capitalista de Europa, y lo manifiestan de diferentes maneras. Por un lado, acuden a marchas con el objetivo de concientizar a la población acerca de cómo la explotación de niños asiáticos es lo que permite a la gente de clase alta usar las más caras zapatillas. Por el otro, emiten un susurro amenazante cuando se introducen en fastuosas viviendas para desestabilizar el orden.

Como para presentar la actitud rebelde del dúo, la secuencia inicial nos muestra las consecuencias de la visita de los edukadores a una de aquellas casas imponentes. La intención de los amigos (cuyas reflexiones no esquivan las frases hechas) no es la de perpetrar un robo –estrategia que Jan encuentra un tanto obvia e inocua– sino la de hacerles ver a los burgueses fanáticos del consumo indiscriminado que, más allá de su mundo privado, hay una sociedad disconforme e irritada.

(…) (El) director Hans Weingartner hace confluir el manifiesto de protesta de sus activistas con un triángulo amoroso con ecos de Truffaut (Jules Et Jim). Este es el primer giro narrativo que se percibe en el film e involucra a Jule, novia de Peter, quien no puede evitar sentir una fuerte atracción por Jan. Pero el conflicto de Jule (posiblemente el mejor trabajado a lo largo de la película) radica en una deuda que tiene con un empresario adinerado, quien la ha demandado por un choque. Sin hogar y con la amenaza de los abogados cercándola constantemente, convencerá a Jan de implementar el modus operandi de los edukadores en la casa del demandante en cuestión. Pero el plan no sale del todo bien y aquí el film se desvía hacia una trama de secuestro. Sin embargo, el director opta por atenuar la atmósfera de suspenso e incertidumbre y traslada la acción hacia un paisaje bucólico, donde los tres jóvenes anti-establishment compartirán con el secuestrado la tranquilidad del aislamiento y el intercambio de posturas ideológicas.

El triángulo amoroso se retoma, pero no para abarcar la filosofía del amor libre revolucionario, sino para mostrar las consecuencias de la traición y la violación de los códigos de amistad. Esta fluctuación entre el caos de la ciudad y la serenidad de las montañas le imprime un ritmo a la historia que alcanzará su máxima tensión sobre el final, donde se sugiere que es igualmente posible aferrarse a un ideal como abandonarlo definitivamente (…).

Milagros Amondaray

Extractado de: http://www.cineismo.com/criticas/edukadores-los.htm

“Good Bye, Lenin!”, en Cinéfilo Bar (Miércoles 04/11 – 21 Hs.).‏

3 noviembre 2009

“Good Bye Lenin!” es la primera entrega de la programación de noviembre de nuestro ciclo en Cinéfilo Bar, consagrada al repaso de algunas películas que valoramos como merecedoras de ser tenidas muy en cuenta a la hora de considerar la cinematografía alemana de los últimos años, y cuyo común denominador, además de su procedencia, se relaciona con el carácter manifiestamente político de estas realizaciones, el cual, a su vez, en el marco de la selección que hemos hecho, da cuenta de distintos momentos en la historia de Alemania, cuyas enseñanzas es bueno no desdeñar, si se trata de comprender el mundo y los contradictorios procesos políticos, sociales y económicos que lo atraviesan. Hemos denominado esta propuesta “Cine alemán contemporáneo: Desafíos y paradojas en el devenir histórico”.

“Good Bye Lenin!” nos remite a la historia de Alexander Kerner, un joven que opta por construir un mundo de mentiras movido por el amor incondicional hacia su madre, en la Alemania Oriental (RDA) inmediatamente posterior a la caída del Muro de Berlín (episodio del que acaban de cumplirse 20 años). Christiane, la madre de Alex, acérrima defensora del llamado “socialismo real”, poco tiempo antes de la caída del muro sufre un infarto que le provocará un coma profundo durante ocho meses. Al recuperarse, a fin de evitarle un disgusto que podría ocasionarle la muerte, Alex decide ocultar a su madre las nuevas circunstancias imperantes, relacionadas con la desintegración política de la RDA (en gran medida alimentada por el prolongado impasse de su economía y las movilizaciones populares de repudio al régimen burocrático) y el inicio de la restauración capitalista en el país. A tal efecto, resuelve reconstruir en el departamento de la familia la situación previa a la destrucción del muro, derivando todo esto en una farsa que, a medida que la salud de la madre progresa, se vuelve cada vez más difícil de sostener.

Este imperdible largometraje, que combina a la perfección sátira política y drama familiar, con logrados momentos de comedia y otros de intensa melancolía, se proyectará el miércoles 4 de noviembre, a partir de las 21 horas, en Bv. San Juan 1020. Los esperamos.-

“Good Bye, Lenin!”

Good Bye Lenin Año: 2003

País: Alemania

Género: Comedia dramática

Duración: 121 min.

Dirección: Wolfgang Becker

Guión: Wolfgang Becker – Bernd Lichtenberg

Fotografía: Martin Kukula

Música: Yann Tiersen

Montaje: Peter R. Adam

Intérpretes: Daniel Brühl (Alexander Kerner), Katrin Sass (Christiane Kerner), Maria Simon (Ariane Kerner), Chulpan Khamatova (Lara) y Florian Lukas (Denis).

Comentario:

goodbyelenin Estamos en octubre de 1989, en la República Democrática Alemana (RDA), es decir, Alemania Oriental o del Este. Christiane Kerner (Katrin Sass) es una orgullosa y férrea militante del oficialista Partido Socialista Unificado de su país. Un buen día sufre un infarto y pasa a estar en coma, poco tiempo antes de la caída del Muro de Berlín, trascendente circunstancia que dará lugar a la denominada reunificación alemana, en rigor, la anexión de Alemania Oriental por parte de Alemania Occidental, luego del completo derrumbe político y económico del régimen burocrático de cuño estalinista vigente hasta entonces en la RDA. La mujer despierta a los ocho meses, lapso de tiempo durante el cual se han producido cambios políticos relevantes. Su hijo Alex, muy unido a ella desde que su ex marido y padre del muchacho huyera hacia el lado oeste hace unos cuantos años, considera que Christiane no está preparada para aceptar dichos cambios, en virtud de lo cual decide construir una ficción a los ojos de su querida madre, con la clara intención de aventar el riesgo de que la misma pudiera sufrir otro infarto, esta vez irreversible, habida cuenta de la gran decepción que seguramente le provocaría observar la completa reintroducción del capitalismo en su amada Alemania Oriental (fenómeno que probablemente ella suponía imposible por no haber sido capaz de advertir que la política de la burocracia gobernante, expresión del mencionado “socialismo real”, es decir, de la negación real del socialismo, sentaba las bases para las iniciativas restauracionistas). Para ello, Alex se lanza a recrear en el departamento donde viven la iconografía propia de un momento político social correspondiente a un pasado no muy lejano, a efectos de que su madre crea que nada ha cambiado. Con la ayuda de su hermana, el novio de ésta, algunos vecinos y un camarógrafo amigo, Alex intentará conseguir su objetivo, pero esa tentativa habrá de resultar tortuosa.

El director alemán Wolfgang Becker construye aquí un sobrio y efectivo relato cinematográfico en la cuerda de la comedia dramática con trasfondo político, alumbrando una película emotiva y de notable lucidez conceptual, tanto en términos formales como temáticos. Lo logra alejándose por completo de una visión política maniquea (haciendo alusión a las miserias del régimen burocrático falsamente socialista pero también a las lacras inherentes al capitalismo) y renunciando a un criterio narrativo basado en la pura farsa. En tal sentido, “Good Bye Lenin!” en ningún momento procura embellecer al régimen estaliniano de la RDA para mostrar las atrocidades del capitalismo ni viceversa. Lo que Alex busca, en todo caso, es tratar de encontrar explicaciones que le confieran tranquilidad a su madre, apelando, con la colaboración de su compañero de trabajo aspirante a cineasta, a la realización de falsos noticieros televisivos que intentan otorgarle a las cosas que la mujer comienza a ver un significado que ella pueda aceptar como satisfactorio y no le provoquen una angustia existencial que termine minando aún más su delicado estado de salud.

Y es que las contradicciones políticas que dan cuenta del desenvolvimiento de episodios de naturaleza histórica presentes en la trama de la película, se integran a la experiencia de vida de los integrantes de una familia que ha atravesado también por circunstancias traumáticas en su interior, vinculadas con la figura del padre, ausente desde que tiempo atrás decidiera alejarse para huir hacia el occidente.

El excelente filme que es “Good Bye Lenin!” plantea la cuestión de la necesidad de caracterizar con rigor los hechos de la vida, sopesando adecuadamente los diversos aspectos de la realidad, para que emerja la inequívoca verdad, evitando la tentación de refugiarnos en fantasías que al final acaban pasando factura, condición básica para poder abordar los desafíos a favor de todo cambio positivo al que pudiera aspirarse.

Ciclo de Videoteca del Mirador en Cinéfilo Bar: Propuesta para el mes de noviembre de 2009.

2 noviembre 2009
Miércoles a las 21 horas – Bv. San Juan 1020

Cine alemán contemporáneo: Desafíos y paradojas en el devenir histórico

good_bye_lenin

* 04/11 – GOOD BYE, LENIN!

Dirección: Wolfgang Becker.

Año: 2003.

Duración: 121 min.

Intérpretes: Daniel Brühl (Alex), Katrin Sass (Madre de Alex), Chulpan Khamatova (Lara), Maria Simon (Ariane), Florian Lucas (Denis), Alexander Beyer (Rainer), Burghart Klaussner (Padre de Alex), Franziska Troegner (Sra. Schäfer), Michael Gwisdek (Director Klapprath). 

Los Edukadores

* 11/ 11 – LOS EDUKADORES

(Die fetten jahre sind vorbei)

Dirección: Hans Weingartner.

Año: 2004.

Duración: 126 min.

Intérpretes: Daniel Brühl (Jan), Julia Jentsch (Jule), Stipe Erceg (Peter), Burghart Klaussner (Hardenberg), Peer Martiny (Dueño de la villa), Petra Zieser (Mujer), Laura Schmidt (Hija), Sebastian Butz (Hijo), Oliver Bröcker, Knut Berger, Claudio Caiolo (Paolo).

Sophie Scholl

* 18/11 – SOPHIE SCHOLL: LOS ÚLTIMOS DÍAS

(Sophie Scholl: Die letzten tage)

Dirección: Marc Rothemund.

Año: 2005.

Duración: 117 min.

Intérpretes: Julia Jentsch (Sophie Scholl), Alexander Held (Robert Mohr), Fabian Hinrichs (Hans Scholl), Johanna Gastdorf (Else Gebel), André Hennicke (Dr. Roland Freisler), Florian Stetter (Christoph Probst), Johannes Suhm (Alexander Schmorell), Maximilian Brückner (Willi Graf), Jörg Hube (Robert Scholl), Petra Kelling (Magdalena).

La vida de los otros

* 25/11: LA VIDA DE LOS OTROS

(Das leben der anderen)

Dirección: Florian Henckel von Donnersmarck.

Año: 2006.

Duración: 144 min.

Intérpretes: Martina Gedeck (Christina-Maria Sieland), Ulrich Mühe (capitán Gerd Wiesler), Sebastian Koch (Georg Dreyman), Ulrich Tukur (teniente coronel Anton Grubitz), Thomas Thieme (ministro Bruno Hempf), Hans-Uwe Bauer (Paul Hauser), Volkmar Kleinert (Albert Jerska), Matthias Brenner (Karl Wallner), Herbert Knaup (Gregor Hessenstein).