Archivo para mayo 2009

“Cine en el Sanjo – Edición 2009” – Primera función: “Charlie Bartlett” (Viernes 29/05 – 19 Hs. – Sol de Mayo 726)

28 mayo 2009

En el marco de la inauguración de la edición 2009 de “Cine en el Sanjo”, el día viernes 29/05 tendrá lugar la proyección de la película “Charlie Bartlett”. La trama de esta realización del año 2007 se centra en un adolescente de clase alta que debe enfrentar una serie de problemas una vez que su madre resuelve enviarlo a un colegio público luego de ser expulsado de una institución educativa privada. Puede decirse de esta película que toca temas tan universales como el liderazgo, el saber escuchar, el ayudar a los demás y el intentar sentirse bien con uno mismo haciendo sentir bien a los demás. Pero también aborda otro asunto importarte como lo es el de la cuestión del autoritarismo y el control policíaco en el ámbito de la escuela. Se trata, en definitiva, de un filme sumamente entretenido, rodado con gran solvencia narrativa y por demás gratificante. Por cierto, hay que agregar que los actores cumplen con lograda eficacia los roles asignados, empezando por el joven Anton Yelchin como Charlie Bartlett, Hope Davis como su madre, y Robert Downey Jr. en el papel de un tipo alcohólico, frustrado y, dada su condición de director del establecimiento, empecinado en censurar a sus alumnos y en especial a Charlie, a quien ve como un alborotador.

Esta actividad en el colegio secundario San José se inscribe en el valioso criterio que su director, Francisco Pereyra, contando con el apoyo de docentes y alumnos, ha decidido llevar a cabo en el sentido de incorporar la propuesta cineclubística al calor de los talleres culturales abiertos a la comunidad que este año han comenzado a desarrollarse como política de extensión educativa del colegio. Videoteca del Mirador tiene el honor de participar de la iniciativa de “Cine en el Sanjo – Edición 2009”, colaborando en el diseño e implementación de la misma, a partir de la generosa invitación que en tal sentido nos hizo Franscisco, ratificando así un vínculo que ya tuvo ocasión de expresarse con las funciones de cine que se realizaron allí durante el año 2007.

En el marco mencionado, ya que se trata de una actividad abierta a todo el público, los invitamos a acompañar ésta y las próximas proyecciones en el colegio San José, ubicado en Sol de Mayo 726, Alto Alberdi. La cita para la función inaugural es este viernes 29 de mayo, a las 19 horas, con entrada libre y gratuita (contribución voluntaria). Como se dijo, la película a exhibirse en esta oportunidad es “Charlie Bartlett”. Los esperamos.-

Charlie Bartlett

Charlie BartlettAño: 2007

Duración: 97 min.

Director: Jon Poll

Guión: Gustin Nash

Género: Comedia dramática

Reparto: Anton Yelchin, Robert Downey Jr., Hope Davis, Tyler Hilton, Jake Epstein, Lauren Collins, Dylan Taylor, Mark Rendall, Kat Dennings, Derek McGrath.

Sinopsis:

Charlie Bartlett (Antón Yelchin) es un chico de clase alta, optimista y vital que, habiendo sido expulsado de innumerables colegios privados por su irritante manía de intentar caerle bien a todo el mundo, es enviado por su madre a un instituto público.

En ese entorno en principio hostil, Charlie se verá convertido por una suerte del destino en el psicólogo no oficial de su curso. Pero lo que él no sabe es que sus consejos y prescripciones transformarán la vida de sus compañeros, del director del centro e incluso la suya propia.

Introducción:

¿Quién es Charlie Bartlett?

Charlie Bartlett 3Charlie es un joven de 17 años que tiene una fantasía: Ser apreciado por todo el mundo. Pero ello le está costando las expulsiones de todos los colegios privados a los que su adinerada y encantadora madre lo lleva. Por eso decide probar en un instituto público.

Vive solo con su madre en la mansión familiar, su padre esta preso hace varios años y su última expulsión – a pesar de ser uno de los alumnos más brillantes – fue por vender credenciales falsificadas a sus compañeros.

El balde de agua fría se hace sentir y Charlie debe acudir al psicólogo de la familia para encontrar respuestas. Esas respuestas vienen en la forma de ritalín, una droga que termina “volando” a Charlie cada vez más alto y distanciándolo de la realidad.

Al final, Charlie decide cortar por lo sano, eliminar el ritalín de su menú y comenzar a lucrar con estas pastillas milagrosas que tanto “bien” pueden causar entre sus compañeros.

Con la ayuda del matón que “le dio la bienvenida” al colegio, Charlie empieza a conseguir montones de medicamentos que vende a sus compañeros. A esto se suma la consulta psicológica que abre en uno de los baños de varones a fin de escuchar y alivianar los problemas de sus púberes compañeros.

La película, una comedia dramática, revela bastantes problemas actuales: divorcios, familias disfuncionales, poca comunicación, matonaje, drogas, depresión, soledad y un sinfín de problemas que abarcan la experiencia de “ser adolescente”.

Buena película, aborda la temática de ser adolescente desde otro ángulo y mastica un poco más temas bastante delicados, sin dejar de lado el humor (incluso negro) y la sana intención de observar algunas buenas costumbres en torno al respeto mutuo, la tolerancia y la comunicación afectiva.

Comentario final:

El chico más popular de la escuela

Por Julio García

Un adolescente brillante se las arregla para meter la pata y ser expulsado de numerosos colegios secundarios. Y todo porque está obsesionado con una cosa: la popularidad. En esta comedia lo acompañamos en su tortuoso camino hacia esa ansiada popularidad a cualquier precio, con diversión y moralejas para jóvenes y adultos.

Charlie Bartlett 2En la primera escena vemos a un triunfador Charlie Bartlett (Anton Yelchin) saliendo a un escenario y agradeciendo los aplausos de centenares de personas… hasta que una voz lo trae de vuelta a la realidad: Charlie está esperando su turno con el director de la escuela privada a la que asiste, quien le explica a su mamá, Marilyn (Hope Davis) que es completamente inaceptable e ilegal falsificar licencias de conducir y la única salida es la expulsión.

“¿Estás molesta conmigo?” pregunta Charlie a su madre. Pero no, cuando el chofer de la limusina los deja en su mansión, él comienza a tocar el piano y ella lo acompaña cantando y con una copa de vino… con la que acompaña la medicina que su hijo le recuerda que debe tomar. Típico hogar disfuncional, en el que el padre ausente es la causa de que el hijo tenga que cuidar a la madre. Sólo que no les falta dinero.

Charlie comienza a asistir a la escuela pública, distinguiéndose tanto por su saco y corbata, que el matón Murphey Bivens (Tyler Hilton) lo humilla sumergiéndolo en el inodoro del baño y declarándole una guerra permanente. Inmediatamente llega el director, Principal Gardner (Robert Downey Jr. con su infaltable whisky), quien hace la vista gorda, sabiéndose impopular entre los descontrolados alumnos.

Lo único que le permite a Charlie seguir adelante es su compañera de clase, Susan (Kat Dennings), la rebelde hija del director, aunque ese detalle no lo sabrá hasta mucho después. Parece que ella le corresponde, pero necesita tiempo. Y su madre llama al psiquiatra de la familia a visita de domicilio, que incluye diván, por supuesto, y cuyo primer diagnóstico es “déficit de atención”. A Charlie se le enciende la lamparita y se le ocurre una idea brillante: pasar de doctor en doctor y llenarse de prescripciones para toda clase de dolencia mental y psicológica.

Es así como, con ayuda de un gordo grandulón que conoció en el autobús escolar, confronta al matón y le propone una dudosa amistad a cambio de un negocio: tanta experiencia con psiquiatras y psicólogos lo ha convertido en una autoridad en la materia y se instala en el baño para ofrecer consultas a los demás estudiantes, mientras Murphey distribuye las medicinas y saca su tajada.

Por supuesto que una iniciativa así le traerá muchos problemas, pero sobre todo le sirve para ganarse la admiración de los demás y su ansiada popularidad. Ya le tocará a Charlie lidiar con sus propios problemas, con su padre ausente, con el padre de su novia, que es el director de la escuela, y con un compañero desorientado que depende demasiado de él.

Charlie Bartlett es una película sobre adolescentes, pero realmente llega a un público más amplio, al mostrar que los adultos también fuimos adolescentes y seguimos pagando las consecuencias de nuestras debilidades, enfermedades o adicciones (…). Y todo en el ámbito de una comedia que tiene un poquito de drama, de musical y de romance (…).

Extractado de: http://www.univision.com/content/content.jhtml?cid=1442878

charlie_bartlet 2

“The visitor”, de Tom McCarthy, en Cinéfilo Bar (Miércoles 27/05 – 21 Hs.)

26 mayo 2009

El día 27/05 tendrá lugar la proyección de “The visitor” (2007), última entrega de la selección de películas de “Cine ‘indie’ de los últimos años” en que se ha basado nuestra actividad cineclubística durante los miércoles de mayo en Cinéfilo Bar. “The visitor”, dirigida por Tom McCarthy y protagonizada por un inmejorable Richard Jenkins, nos ofrece un relato intimista con trasfondo social, enfatizando lo personal sin dejar de plantear dramáticamente la problemática de la inmigración y la deportación en y desde los EE.UU. Estamos ante una película independiente, de personajes y situaciones, de relaciones humanas, cuyo preciso guión posee una notable hondura antropológica y social, y con una puesta en escena sobria, que respira sensibilidad, interpretaciones auténticas y sinceras, y una exquisita música de piano para reflejar sutilmente mundos agonizantes que reclaman, a quienes pretenden salirse de ellos, sentido de la libertad y revitalizada ilusión para encarar nuevos desafíos.

La función se realizará, como siempre, en el horario de las 21 horas, en Bv. San Juan 1020. Los esperamos.

THE VISITOR

The visitor

Dirección y guión: Tom McCarthy

País: EE.UU.

Año: 2007

Duración: 103 min.

Género: Drama

Música: Jan A.P. Kaczmarek

Fotografía: Oliver Bokelberg

Montaje: Tom McArdle

Diseño de producción: John Paino

Vestuario: Melissa Toth

Intérpretes: Richard Jenkins (Walter Vale), Hiam Abbass (Mouna Khalil), Haaz Sleiman (Tarek Khalil), Danai Gurira (Zainab), Maggie Moore (Karen), Richard Kind (Jacob), Amir Arison (Sr. Shah), Marian Seldes (Barbara), Michael Cumpsty (Charles).

Richard Jenkins en "The visitor".

Richard Jenkins en "The visitor".

Sinopsis:

¿Qué diablos hace un hombre de cincuenta y tantos años, vestido con pantalones de traje y una pulcra camisa, tocando el yembé en el banco de un andén del metro como si fuera un africano?. Pues esto es lo que descubriremos a lo largo de “The visitor”. Richard Jenkins interpreta a Walter Vale, un profesor universitario que parece haber perdido su vocación, viudo, aburrido y bastante poco interesante, hasta que hace un viaje a Nueva York y se cruza con una pareja de inmigrantes que se han instalado en su departamento durante su ausencia, a partir de lo cual encontrará un nuevo sentido para su vida.

Comentario:

The visitor 5“The visitor” nos presenta al profesor de economía Walter Vale (Richard Jenkins), hombre ya maduro y solo en la vida, apático y desconcertante en su comportamiento. No sabemos porqué quiere aprender a tocar el piano a su edad ni porqué se muestra tan reacio a cualquier proyecto profesional. Su mirada es triste y sin brillo. Su actividad, anodina y gris. Y es que Walter encarna al individuo escondido en su rutina y desencanto, en la soledad y el bienestar, pero al que le faltan la alegría y el ritmo de vivir.

Contra su voluntad, este académico se ve obligado a asistir a un congreso en Nueva York y allí se encuentra, en su propia casa, a una pareja de inmigrantes a los que una persona ventajista les alquiló el piso sin que le perteneciera. Pero el profesor es antes que nada un buen hombre, el cual sólo trata de sobreponerse dignamente a la muerte de su mujer, refugiándose en el recuerdo de su música. No es extraño, entonces, que deje quedarse a los jóvenes unos días en el apartamento hasta que encuentren dónde ir.

Ellos son el sirio Tarek y la senegalesa Zainab, ambos ilegales y con todo el entusiasmo ante la vida que le falta a Walter. A estos tres personajes se sumará luego el de Mouna, madre de Tarek. Problemas, descubrimientos y un genuino sentido de la solidaridad y de lo afectivo, forjarán entre ellos unos lazos de amistad capaces de superar el trauma post 11-S, dando lugar en el relato a momentos de emoción contenida pero profunda, que llegan gracias a Jenkins, a Hiam Abbass y a los desconocidos Haaz Sleiman y Danai Gurira, actores que se entregan de manera por demás convincente a sus papeles.

A falta de algo mejor que hacer, el circunspecto profesor se deja llevar por la juventud y la alegría del percusionista Tarek. Walter, para el que la única música era la clásica y el instrumento por excelencia el piano, descubre en la percusión africana un renovado estímulo vital. Su mujer había sido profesora de piano y él se había descubierto sin ninguna habilidad para tocarlo y, sin embargo, se sorprende a sí mismo coordinando sus manos contra la piel del yembé, y se siente mejor que nunca. Hasta se atreve a tocar con los africanos en Central Park.

“The visitor” resulta ser una maravillosa fábula sobre la convivencia entre diferentes culturas y generaciones. Las vidas de un norteamericano blanco, de una senegalesa, de un sirio y de la madre de éste, se entrecruzan en el que quizás termine siendo el episodio más importante de su existencia, y la necesidad y la (buena) voluntad hacen que los eventuales problemas vinculados con la diferencia de creencias, color de piel o costumbres ni siquiera se planteen. La persecución sobre los extranjeros ilegales por parte del Estado, como expresión de la insoslayable y dura realidad, será un factor que incidirá en la dinámica interna del pequeño y especial grupo humano que conforman estos personajes.

En definitiva, el director y guionista Tom McCarthy, entremezclando seres con dificultades pero muy distintos entre sí, pone en escena las singulares relaciones que surgen entre ellos y nos ofrece una película sencilla y sin alardes, pero de gran belleza y emotividad.

The visitor 3

“Half Nelson”, de Ryan Fleck, en Cinéfilo Bar (Miércoles 20/05 – 21 Hs.)‏

19 mayo 2009

Sabido es que este mes de mayo nuestro ciclo de los miércoles en Cinéfilo Bar se está ocupando de pasar revista a algunas películas de años recientes que se ubican dentro del espectro del denominado cine “indie”. En tal sentido, el próximo título a proyectarse es el de “Half Nelson”, realización de 2006 dirigida por Ryan Fleck. Se trata de un drama contenido y honesto sobre Dan Dunne, un profesor desilusionado y autodestructivo cuya relación con una joven estudiante lo impulsa a intentar darle un rumbo cierto a su propia vida. El director y guionista Ryan Fleck y la productora y coguionista Anna Boden, nos transportan al tenso paisaje urbano que actúa como marco para esta historia cargada de emociones, provocativa y actual, acerca de la amistad y de la aún posible redención en un mundo que no perdona. En la lucha libre, un “half nelson” es una llave inmovilizante de la que no es fácil, sino imposible, librarse. El título actúa como alusión al encontrarse estancado en una situación personal complicada, nada agradable, que es donde precisamente se encuentra Dan Dunne.

Los esperamos para ver esta buena película el día miércoles 20 de mayo, a las 21 horas, en Bv. San Juan 1020.-

HALF NELSON

half_nelsonNacionalidad: EE.UU

Duración: 106 minutos

Año de producción: 2006

Género: Drama

Dirigida por RYAN FLECK

Escrita por ANNA BODEN y RYAN FLECK

Director de Fotografía: ANDRIJ PAREKH

Montaje: ANNA BODEN

Música: BROKEN SOCIAL-SCENE

Intérpretes:

RYAN GOSLING – Dan Dune

SHAREEKA EPPS – Drey

ANTHONY MACKIE – Frank

MONIQUE CURNEN- Isabel

TINA HOLMES – Rachel

COLLINS PENNIE – Mike

Sinopsis:

Half Nelson 5Dan Dunne es un joven profesor de un instituto en pleno Brooklyn cuyos altos ideales se marchitan y mueren a partir de su percepción de la realidad. Día tras día, en su desvencijada clase, encuentra de algún modo la energía con que inspirar a sus alumnos de 13 y 14 años para que analicen todo, desde los derechos civiles a la Guerra Civil, con entusiasmo renovado. En abierta oposición con el programa oficial, y a favor de un tratamiento más profundo y penetrante, Dan enseña a sus estudiantes qué consecuencias tienen los cambios, tanto a escala histórica como personal, y cómo pensar por ellos mismos.

Aunque Dan es brillante, dinámico, y controla perfectamente la clase, en su tiempo fuera del trabajo resulta un hombre frustrado y autodestructivo. La decepción y desilusión lo han conducido a adquirir el grave hábito de la droga, aunque actúa como un prestidigitador manteniendo una doble vida, separando sus resacas de sus deberes, hasta que una de sus alumnas problemáticas, Drey, lo sorprende en plena actividad adictiva tras acabarse las clases.

Debido a esta situación delicada e incómoda, Dan y Drey se ven impelidos a mantener una inesperada amistad. Pese a la diferencia de edad y de situación, ambos se hallan en una encrucijada decisiva. Según el camino y las decisiones que tomen, sus respectivas vidas serán una cosa u otra.

Comentario:

La película “Half Nelson” posee, a nivel de sus personajes y a partir de las sólidas actuaciones de su elenco, un realismo devastador que la torna genuinamente impactante. En ella vemos al personaje del carismático y brillante profesor Dan Dunne (Ryan Gosling), cuyas clases de Historia, en una decrépita escuela ubicada en un desolado y deprimente lugar de Brooklyn, son bien recibidas por sus estudiantes gracias a la fuerte conexión que el educador ha desarrollado con ellos. Pero cuando la joven estudiante Drey (Shareeka Epps) encuentra a Dunne consumiendo drogas en un baño, comienza una singular amistad que podría ayudarlos a superar sus respectivos problemas o, al revés, sumirlos más en la desesperanza que amenaza sus vidas.

El director Ryan Fleck y su colaboradora Anna Boden han logrado desarrollar una historia repleta de niveles y significado que, hasta su último cuadro, invita al espectador a sacar conclusiones basadas en su propia posición y filosofía. Cuando vemos al maestro impartiendo una clase sobre dialéctica y la importancia histórica entre el choque de extremos opuestos, es obvio que la lección es también para el público, sentando las bases sobre las que está construida la película entera. Y aunque podría parecer que el maestro Dunne es el protagonista, su arco dramático está estrechamente unido al de Drey, una joven en peligro de ser arrastrada, también ella, por el mundo de las drogas, aunque de un modo distinto al de su maestro.

Cuando imparte clase, Dan se muestra animado, exultante, fuerte y con pleno control. Pero la vida personal de Dunne se precipita hacia la tragedia. El asfixiante “half nelson” del que no puede escaparse es su adicción a la droga. Cual canto de sirena, la pipa de crack lo ayuda a olvidar las que para él, presa en estas situaciones de un escepticismo cruel, son terribles verdades que lo obsesionan a diario: Que los ideales mueren, que en la vida hay más callejones sin salida que puertas abiertas, y que la recuperación siempre está ahí saludando, pero, a la vez, mostrándose inexorablemente esquiva e inaccesible.

Así, evitando escenas lastimeras y excesos dramáticos, Fleck y Boden conducen con sobria simplicidad una historia de inusual impacto, respaldados por las extraordinarias actuaciones de Ryan Gosling y Shareeka Epps. En el caso de la novel actriz, ella muestra aquí, a su corta edad, un gran aplomo y una notable presencia escénica.

La fotografía digital evocando la gris existencia de sus personajes y la “cámara en mano”, aquí plenamente justificada para aproximarse de modo realista a las impredecibles vidas que retrata, son recursos formales absolutamente adecuados en términos de una realización cinematográfica que busca ocuparse del quién más que preocuparse por el cómo y el cuándo, alcanzando por ello el carácter de película sin artificios, humilde, honesta y emotiva.

Con un personaje central cuya dimensión emocional hace que lo sepamos cercano, de una fibra humana tan intrincada como la nuestra, palpable y cambiante, “Half Nelson” intenta hacer pie más allá del lenguaje del cine. Tratándose de una película que nos induce a sacar conclusiones, puede decirse de ella que es expresión de un cine que extiende su sentido fuera de los límites de la sala de proyección.

Half Nelson

“Keane”, de Lodge Kerrigan, en Cinéfilo Bar (Miércoles 13/05 – 21 Hs.)‏

12 mayo 2009

La película “Keane”, del realizador y guionista norteamericano Lodge Kerrigan, es la historia de William Keane, un enfermo mental siempre al borde de la esquizofrenia y la paranoia más incurables. Keane no es el típico “loco lindo” o “mendigo sabio” que muchas películas hollywoodenses han buscado retratar. La locura de Keane no tiene nada de dulce e idílica; el personaje vive un infierno, el infierno de su propia enfermedad, y, durante hora y media, el relato cinematográfico hace que lo acompañemos en su calvario. Destilando simpleza y honestidad por los cuatro costados, “Keane” es la tercera película de Kerrigan. Rodada en 2004, esta excelente cinta cuenta con la participación en la producción del también director Steven Soderbergh, otro emblema del cine independiente norteamericano.

La proyección de esta película tendrá lugar el miércoles 13 de mayo, a las 21 horas, en Cinéfilo Bar, Bv. San Juan 1020.-

KEANE

keane 3

Dirección y guión: Lodge Kerrigan

País: EE.UU.

Año: 2004

Duración: 93 min.

Género: Drama

Fotografía: John Foster

Montaje: Andrew Hafitz

Intérpretes: Damian Lewis (William Keane), Abigail Breslin (Kira Bedik) y Amy Ryan (Lynn Bedik).

Comentario:

Keane 6

Con “Keane”, el director Lodge Kerrigan, mediante una contundente claridad de ideas y una notable economía de recursos narrativos, nos entrega un relato de gran cercanía emocional acerca de un psicótico que lucha por mantener la cordura en la ciudad de Nueva York. Lo particular de Kerrigan es, por un lado, la precisión con que retrata los síntomas del enfermo mental y sus ataques psicóticos, aspecto en el que tiene un papel crucial el trabajo del actor Damian Lewis como Keane, que brilla en los momentos en que el personaje trata de mantener la cordura y parece darse cuenta de su propia pérdida de razón; y, por otro, el manejo oblicuo que hace de la trama, al mantener todo el tiempo un punto de vista cercano a Keane pero sin entrar en su subjetividad, dejando planteado el misterio de lo diferente y el temor atávico a esa diferencia.

La existencia de Keane, aunque recubierta de un halo gris e insípido, es, ante todo, tormentosa. En el momento en que arranca la cinta se enfrenta a la desaparición (no sabemos si real o imaginaria) de su hija pequeña. Lanzado a una búsqueda desesperada, en cierto momento de su tempestuoso deambular Keane se cruza con un personaje que le devuelve la esperanza, Kira, a quien da vida la pequeña gran Abigail Breslin (Little Miss Sunshine). A esta dura historia se suman una estudiada fotografía en tonos fríos, un rodaje con cámara en mano que acrecienta la angustiosa existencia de su protagonista, y un actor, el mencionado Damian Lewis, en estado de gracia, que se come la pantalla y nos arrastra con él a los vericuetos de una terrible insania.

Precisamente, Kerrigan nos hace saber que lo que importa en “Keane” es la locura, esa locura molesta y peligrosa. Keane, el personaje, se sube a un micro convencido de que encontrará a su hija pero se baja a mitad de camino, seguro ahora de que una chaqueta que vio tirada en un estacionamiento es de ella. Luego vaga por la entrada del Lincoln Tunnel y le grita a los autos y los transeúntes, hasta que se hace de noche y se duerme en la calle. Pasada la primera crisis psicótica de la que somos testigos, llega a un hotel de carretera en New Jersey y experimenta un momento de cierta cordura, un oasis en medio de la tortura constante de sus días. Durante este paréntesis de relativa normalidad conoce a una mujer que espera, junto a su hija, poder ir a reunirse con su pareja en algún lugar del norte. La mujer debe ir a trabajar y deja a la niña al cuidado de Keane, quien se ve forzado a compartir con ella, a cuidarla por algunas horas, tarea que le exige un esfuerzo que parece ir más allá de sus posibilidades.

De más está decir que Kerrigan no necesita música y que su cámara en mano e iluminación naturalista lo acercan al estilo de los hermanos Dardenne (maestros indiscutidos del realismo contemporáneo), pues en él, como en todo gran cineasta, el estilo parece ser sólo una consecuencia lógica de una serie de preocupaciones más importantes, que en este caso lo conducen a retratar (lejos de todo sentimentalismo barato y cerca del más sincero humanismo) el martirio de un enfermo mental que por momentos recupera una lucidez cruel, pues sólo le sirve para darse cuenta de que se hunde cada vez más en la locura, sin que por ello pueda hacer nada (y sin que nadie quiera hacer nada tampoco) para frenar su caída.

keane 4

“Donnie Darko”, en Cinéfilo Bar (Miércoles 06/05 – 21 Hs.)

5 mayo 2009

Dando inicio a la edición del mes de mayo de nuestro ciclo de los miércoles en Cinéfilo Bar, que consistirá en el repaso de algunos títulos emblemáticos de los últimos años de lo que se conoce como cine independiente norteamericano o cine “indie”, el día 06/05 se proyectará “Donnie Darko”, una película fascinante, perturbadora e impecable en todos y cada uno de los rubros que componen una realización cinematográfica. Fruto de una gran imaginación, éste es uno de esos filmes que tornan difusos los límites entre la razón y la insania, entre la realidad de la ficción y la fantasía o imaginación de los personajes, y cuyo visionado, en última instancia, conforma una experiencia audiovisual y psicológica que estimula la ulterior reflexión del espectador, esto a partir de imágenes muy atractivas, potentes, inquietantes y cargadas de significación.

La función dará comienzo a las 21 horas, en Bv. San Juan 1020.-

DONNIE DARKO

donniedarkoDirección y guión: Richard Kelly.

País: EE.UU.

Año: 2001.

Duración: 122 min.

Música: Michael Andrews.

Fotografía: Steven Poster.

Montaje: Sam Bauer y Eric Strand.

Intérpretes: Jake Gyllenhaal (Donald ‘Donnie’ Darko), Jena Malone (Gretchen Ross), Mary McDonnell (Sra. Rose Darko), Drew Barrymore (Srta. Karyn Pomeroy), Patrick Swayze (Jim Cunningham), Holmes Osborne (Sr. Edward Darko), Katharine Ross (Dra. Lillian Thurman), Noah Wyle (Profesor Kenneth Monnitoff), Beth Grant (Srta. Kitty Farmer), Maggie Gyllenhaal (Elizabeth Darko), Daveigh Chase (Samantha Darko) y James Duval (Jack).

Comentario:

“Donnie Darko” es un filme que se encuadra en la categoría de “cine americano independiente” pero que, paradójicamente, fue producido por una de las más populares “creaciones” de Hollywood como lo es la actriz Drew Barrymore, quien además interpreta un personaje en esta realización del debutante Richard Kelly, autor también del guión de esta película, la que rápidamente se convirtió en una obra de culto para las nuevas generaciones de cinéfilos.

Donnie (Jake Gyllenhaal) es sonámbulo y al parecer sufre de alucinaciones, a la vez que, mientras procura averiguar de dónde viene eso que ve y siente, tiene que lidiar con problemas cotidianos de cualquier adolescente en los años 80 en algún suburbio norteamericano: los padres, las molestas hermanas, la potencial novia, la convivencia en el colegio, etc.

Y sí, Donnie es un adolescente “problemático”, con trastornos de personalidad, que lo llevan a tener un comportamiento extraño. Donnie vive en un anodino barrio residencial de una no menos anodina localidad norteamericana (la presentación del barrio donde vive Donnie, al inicio del filme, es una verdadera maravilla), con su familia, también anodina y típicamente norteamericana. Tiene una especie de amigo imaginario, un siniestro conejo de gran tamaño, que sólo él puede ver, y que en una de sus apariciones le vaticina que el mundo se acabará en pocos días. Esa misma noche, el motor de un avión cae sobre la casa, justo encima de la habitación que ocupa Donnie, aunque no hay rastro del avión supuestamente accidentado. Así comienza este periplo circular que transcurre entre lo fantástico y la comedia más negra y amarga, deambulando por una atmósfera enrarecida y oscura, entre personajes grotescos, y sumergiendo al espectador en un ambiente enfermizo y anestésico, lo que para muchos críticos remite al universo visual de un David Lynch, por ese aire irreal que parece atrapar el momento justo entre el sueño y la vigilia.

“Donnie Darko” toma todos los elementos del cine adolescente de suburbio de los ochenta (el instituto, con los “matoncitos” de la clase, los marginados y su peculiar profesorado) para construir una extraña fábula, a veces críptica y rozando lo surrealista, que satiriza contra un mundo rematadamente loco, y que contiene un interesante aspecto de denuncia, por un lado de la hipocresía de los que comercian con impostadas proclamas sobre el amor, la fuerza de voluntad y los valores de la familia y que, en realidad, apuntan a sofocar la natural rebeldía de los jóvenes, y, por el otro, de la incapacidad y las insalvables limitaciones de los profesores progresistas para enfrentar el avance de una reacción de carácter conservador en el colegio.

La excelente banda sonora, envolvente y por demás apropiada, que incluye temas de Joy Division, Echo & The Bunnymen, Duran Duran y Tears For Fears, nos transporta a la atmósfera de la época y ayuda muchísimo al filme en su tono de película de adolescentes, con algo de fantasía y terror más un toque de humor negro, elementos todos que se combinan a la perfección para poner en marcha un procedimiento narrativo que deviene en un viaje onírico, de hipnotismo embriagador, en definitiva, en una experiencia cinematográfica altamente recomendable.-

donnie-darko-2

Ciclo de Videoteca del Mirador en Cinéfilo Bar – Edición de Mayo: Cine “indie” de los últimos años

5 mayo 2009

1) DONNIE DARKO (06/05)

Dirección y guión: Richard Kelly.

País: EE.UU.

Año: 2001

Duración: 122 min.

Intérpretes: Jake Gyllenhaal, Jena Malone, Mary McDonnell, Drew Barrymore, Patrick Swayze y Maggie Gyllenhaal.

2) KEANE (13/05)

Dirección y guión: Lodge Kerrigan.

País: EE.UU.

Año: 2004

Duración: 93 min.

Intérpretes: Damian Lewis, Abigail Breslin, Amy Ryan y Tina Holmes.

3) HALF NELSON (20/05)

Dirección: Ryan Fleck.

País: EE.UU.

Año: 2006

Duración: 107 min.

Intérpretes: Ryan Gosling, Shareeka Epps, Anthony Mackie, Monique Gabriela Curnen y Karen Chilton.

4) THE VISITOR (27/05)

Dirección y guión: Tom McCarthy.

País: EE.UU.

Año: 2007

Duración: 103 min.

Intérpretes: Richard Jenkins, Hiam Abbass, Haaz Sleiman, Danai Gurira y Maggie Moore.

flyermayo

Sábado 02/05 – 21 hs. – Teatro “La Luna”: MARATON SOLIDARIA EN DEFENSA DE LA CULTURA Y LA LIBERTAD DE EXPRESION ARTISTICA

1 mayo 2009

Amigos de Videoteca del Mirador: El viernes pasado (24 de abril) se cometió un atropello contra la cultura de Córdoba. Cuando ya culminaba la Fiesta de Apertura de la Semana del Cineclubismo (evento gratuito y de entrada libre), se apersonaron inspectores municipales del area de Espectáculos públicos, labrando tres actas, las que dan lugar a fuertes multas al Teatro La Luna, el cual está habilitado bajo la órbita del Área de Cultura de la Municipalidad y cuenta con todos los requisitos exigidos para funcionar. El lugar fue desalojado y clausurado (permaneciendo hasta la fecha en esa situación). El operativo tuvo las características patoteriles de la época negra de nuestra historia, que creíamos había terminado. El afán recaudatorio y los enconos intestinos entre áreas que no coordinan sus atribuciones dentro de la estructura municipal, sumados a una filosofía de gestión que va restando apoyo a la cultura al alcance de todos priorizando la realización de actos culturales a los que tienen acceso sólo los sectores más pudientes, se pusieron de manifiesto en esta represión.

En repudio a ello, la Asociación Argentina de Actores, la Coordinadora del Arte Teatral, la Red de Salas de Teatros Independientes y los Cineclubes de la Provincia, convocan a un Festival de Resistencia Cultural, con proyecciones, artistas invitados, etc. en Pje Escuti 915 de Barrio Güemes, a partir de las 21 horas del sábado 2 de mayo.

Esperamos vuestra presencia en el evento.

Se reproduce más abajo el comunicado de convocatoria de la Red de Teatros Independientes de Córdoba y la Carta Abierta emitida por el teatro “La Luna” a propósito de la situación planteada y que les acabo de describir.-

Patricia Aguirre

Videoteca del Mirador

MARATON SOLIDARIA EN DEFENSA DE LA CULTURA Y LA LIBERTAD DE EXPRESION ARTISTICA

red-de-teatros

Contra el atropello realizado por Espectáculos Públicos de la Municipalidad de Córdoba, en el Teatro “La Luna” durante el encuentro de los Cineclubes de Córdoba.

CONVOCAMOS: A toda la comunidad artística de la ciudad , a su público y a la ciudadanía toda, a sumarse el sábado 2 de mayo, a partir de las 21 horas en la Sala Teatro “La Luna”, Pasaje Escuti 915, Bº Güemes, y rodear de solidaridad la sala. Por el derecho a construir un espacio artístico de inclusión social, por el derecho al trabajo, la creación y difusión de nuestra cultura.

INVITAMOS: A todos los artistas a sumarse después de sus funciones a participar.

Adhieren y convocan: Asociación Argentina de Actores. Coordinadora del Arte Teatral y Red de Salas de Teatros Independientes. Cineclubes de la provincia de Córdoba.

AGRADECEMOS: Difundir este material para hacer conocer a la ciudadania toda la problemática de la Luna en esta ocasión y de la red de salas de teatros independientes de Córdoba.

Si necesitan ponerse en contacto con “La Luna”: (0351) 460-8471.

CARTA ABIERTA

la-lunaEn un hecho inédito en nuestros 23 años de historia, el viernes 24 de abril, hemos sido clausurados por inspectores municipales, en medio de un procedimiento completamente viciado de irregularidades, donde se alude a una supuesta falta de habilitación municipal por parte del teatro, que no es tal. Un procedimiento donde no faltaron las amenazas y la descalificación del público mediante expresiones discriminatorias.

Nos hizo recordar viejos tiempos de Dictadura …

Funcionarios de Espectáculos Públicos, en franca actitud intimidatoria, se negaron a revisar la documentación que avala el funcionamiento de la Sala, y sin que mediara razonamiento alguno, se procedió a cerrar este Centro Cultural y a dispersar nuestro público como si se tratara de una reunión ilegal, en un accionar en el que se avasallaron unos cuantos derechos que nos asisten.

Amenazaron con “volver siempre” todos los fines de semana. Y hasta objetaron que no hubiera personal de seguridad en nuestro ingreso (¿un “patovica”? … ¿con quiénes nos habrán confundido?).

Las máximas autoridades de Cultura, al tomar conocimiento, han expresado sus disculpas y hasta han manifestado no tener nada que ver con este proceder.

Pero la clausura sigue y no se nos han restituido nuestros derechos a accionar culturalmente en nuestro propio teatro, si no que se nos pide, mediante intimación del Tribunal de Faltas, a que concurramos al mismo organismo que nos atropelló tan burdamente, esto es, a la Dirección de Espectáculos Públicos de la Municipalidad de Córdoba, para que vuelva a inspeccionarnos. Es decir, para que hagan una segunda inspección verificando lo que no quisieron verificar antes.

Esto que sucede en TEATRO LA LUNA, forma parte de un estado de cosas que ha llegado a un límite pocas veces visto en democracia y es síntoma de la parálisis y desarticulación que vive todo el sector público de la Cultura de Córdoba y de sus Centros Culturales sin rumbo, donde parece que la impotencia ha ganado la batalla a sus autoridades.

El cambio y recambio de Personal Directivo , también ha sido, una muestra de esta falta de Plan y Política Cultural, que lamentablemente, ya es epidemia en la ciudad desde hace varios años.

Queremos anunciar que seguiremos trabajando como lo hemos hecho siempre, sin papeles o con papeles, puesto que ninguna burocracia municipal podrá detener a quienes hacemos cultura libre en Córdoba, ni podrá ocultar, el desmanejo del que estamos siendo víctimas junto a toda la ciudadanía. Por lo tanto nuestras actividades culturales se desarrollarán en otros marcos. No dejaremos que la ideología y las políticas culturales de nuestro espacio sean definidas desde afuera.

Pensamos, luego de dolorosas evaluaciones, que nos encontramos inmersos en una burocracia que dificulta y no propicia la creación. Que las salas de Teatro Independiente están indefensas si no se aplica la ordenanza que nos regula.

Seguimos pensando que hay que trabajar inclusivamente, que todos tenemos derecho al Arte y a engrandecer nuestra cultura. Que las poblaciones de zonas con menos oportunidades deben ser consideradas e incluidas con sus estéticas, sus formas de habitar el barrio y las calles y que la construcción de la cultura también se nutre de decisiones como ésta.

Agradecemos infinitamente el apoyo recibido por compañeros, artistas de todas las disciplinas que nos han brindado su aliento y nos han asistido y aconsejado.

SR. INTENDENTE Y AUTORIDADES DE CULTURA: SI NO HACEN … AL MENOS DEJEN HACER.

defensa-de-la-luna